Buscando el embarazo 5


IMG_20150825_142434454

Antes de empezar a buscar el embarazo, creía que quedarse embarazada sería algo sencillo, de hecho esperamos a después de la luna de miel y a hacer una visita de puesta a punto en el dentista antes de ponernos a ello, pensando que sería algo rápido.

Pero nada más lejos de la realidad, quedarse embarazada es lo más parecido a que se alineen todos los planetas con el sol.

Me planté con 30 años, ciclos irregulares, hipotiroidismo y ciclos anovulatorios en la consulta del médico de cabecera, él me dio el discurso que supongo que dan a todo el mundo, me recetó ácido fólico y que si en un año no me quedaba embarazada que volviese.

Así que me puse a investigar por la red…me enteré de la importancia de saber en qué momento ovulas ( yo no puedo saberlo porque tengo ciclos irregulares) y utilicé test de ovulación (de los baratitos que se compran online, no de esos de farmacia que te salen por riñon y medio) , tengo que decir que a mí no me sirvieron porque se me marcaban durante todo el ciclo con prácticamente la misma intensidad, supongo que no pillaría el pico hormonal que sólo dura unas horas.

Empecé a intentar fijarme en señales que en teoría te da el cuerpo para que sepas que vas a ovular, como la “clara de huevo”, dolores de ovulación, medición de temperatura basal (que te indica que ya ha pasado la ovulación)…

Pasaban los meses y nada,entre medias tuve un ciclo de unos 70 días, en los que me hice varios test de embarazo, con su correspondiente ceremonia de nervios, ilusión y chasco al ver que eran negativos.

Deje las bebidas con cafeína y con gas porque leí que no ayudaban y me pasé al Aquarius, que al parecer ayuda a que haya implantación, deje de tomar jamón, chorizo, salchichón…por miedo a estar embarazada y coger la toxoplasmosis (esto dejé de hacerlo, porque el embarazo no llegaba y no tenía demasiado sentido).

Y por supuesto y más importante, nos dimos mucho amorcito del bueno, que es lo que al final funcionó, sin tener en cuenta el momento del ciclo, si había clara de huevo, si me dolía o no el ovario izquierdo o el derecho…porque a mi nada de eso me servía.

Quizás después de leer esto, pensareis que fueron muchísimos meses de búsqueda, pero no fue así, fui una afortunada porque mi búsqueda duró tan solo un poco más de medio año, que a mi se me hizo eterno porque no veía el fin, pero sé que hay muchísimas mujeres que se tienen que enfrentar a años de búsqueda,tratamientos… con el desgaste emocional y físico que conlleva y a las que admiro profundamente, así que lo vuelvo a repetir, soy consciente de lo afortunada que he sido.

Me quedé embarazada, pensando en ello cada día,casi cada hora, deseándolo con todas mis ganas, leyendo foros, blogs, libros…probando trucos caseros,haciéndome test de ovulación a diario…vamos, lo que viene siendo un poco obsesionada y digo esto, porque no hay nada que moleste más a una “buscadora” que esta frasecita odiosa: ” ya verás, en cuanto te relajes y dejes de pensar en ello, te quedarás embarazada” . Como si fuera tan sencillo, incluso me atrevo a decir que en mi caso es imposible, soy obsesiva por naturaleza, qué le vamos a hacer!.

Keka, respira, respira y cuenta hasta diez…sigue afectándome incluso al escribirla yo misma.

¿Cómo fue tu búsqueda de embarazo?

¡Hasta la próxima!

firma

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 ideas sobre “Buscando el embarazo