El postparto: las visitas,cómo evitarlas(segunda parte) 3


Captura3Ya os conté lo mal que llevé las visitas durante el postparto. Yo no quería visitas en el hospital, pero me dejé engañar cuando me dijeron que así era mejor, porque luego no vendrían a casa… ilusa de mi….

Hubo visitas mejores y peores, las mejores eran las que venían acompañadas por un tupper o una tarta de zanahorias del sitio al que quería ir el día que me puse de parto (gracias cuñada); dentro de mi día  a día el cocinar o limpiar estaba completamente descartado, el papá de Brutote se encargaba de casi todo, pero cocinar no era una opción, así que toda ayuda era bien agradecida. La situación no era la más adecuada para recibir a gente y agradecí los casos en los que no venían con la idea de pasar toda la tarde en mi salón.

IMG_20140925_161011

Papá Friki se cogió aparte de las dos semanas que tenía de permiso una más de vacaciones y entre todo el papeleo que hay que hacer y las constantes visitas, solo pudimos estar completamente tranquilos dos días, excesivo, ¿no os parece?

Consejos vendo y para mi no tengo…¿y cómo evitamos todo esto?

  • Poli bueno, poli malo: en este caso el papel de poli malo debería ser para el padre, la mamá ya tiene suficiente con sus dolores y sus hormonas. El papá debe plantarse y dejar claro que:
    • no se quieren visitas.
    • que pueden venir, pero que a cierta hora todos fuera…
    • la duración aproximada de la visita.
    • etc
  • Colaboración familiar: es un mal trago decir a tus tíos y primos que no vengan…pues le pasas el marrón a tus padres o a los del papá, según corresponda, que cada uno lidie con los suyos.
  • No coger el teléfono: o mejor aún, quitarle el volumen, así no tendrás que decirles que mejor que no vengan.
  • No abrir la puerta: si podéis quitar el sonido del timbre mejor, así no os sentiréis culpables al escucharlo, siempre podéis decir que estabais en el médico…
  • Grupo de whatsapp: informáis del nacimiento, el peso, lo que mide y se les dice que ya avisareis cuando os encontréis mejor y podáis recibir visitas. Esta, si se vuelve a dar la ocasión, la utilizaré seguro.

Todos estos consejos me los dieron en la preparación al parto, pero en mi caso, cayó en saco roto porque pensábamos que la gente tendría más sentido común y no lo vimos necesario. ¡Ay, alma de cántaro!…

Si algo he aprendido de mi propia experiencia después de haber sido madre es esto:

  • Al hospital solo deben ir los más cercanos y un tiempo muy corto para no interferir en esas primeras horas de lactancia y dejar descansar a la familia. Y más si la parturienta en cuestión ha expresado sus deseos de estar tranquila, ejém, ejém…
  • Las visitas a casa, por lo menos al mes del parto y siempre cuando ellos nos lo digan, poquito tiempo y sin la intención de echar la tarde. Quince días también puede ser un tiempo adecuado, pero siempre que realmente haya una relación verdaderamente cercana (gente a la que ves todas las semanas por voluntad propia)
  • Si la relación con los papás es suficientemente cercana para ir antes del mes, llevar comida e ir dispuestos a echar una mano con la limpieza, hacer la compra…

Tampoco creo que sea exagerada, no estoy proponiendo ocultarnos a nosotras mismas y a las criaturas para siempre, solo hablo de unas semanas, días en los que no te encuentras bien y tu bebé te necesita al 100% cuando tú solo estás a medio gas.

Dejemos que lo realmente importante sea el bebé, y lo que éste y sus padres necesitan es tranquilidad y ayuda, así que tratemos de sumar y no de restar, ¿no creéis?

¿Qué tipo de visitas tuvisteis vosotras? ¿Pudisteis evitarlas?

firma


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “El postparto: las visitas,cómo evitarlas(segunda parte)

  • Sonia

    Es un tema delicado y si te soy sincera me preocupa más que el parto mismo (que quedan poco menos de nueve semanas). El papi ya se ha concienciado en que tiene que ser el poli malo y hasta los abuelos (mis padres) ya tienen claro a quién avisar y a quien no. Cada vez que comparto un artículo de estos (para que se vean mis intenciones, ejem, ejem) me la montan los mismos, los que parece que tienen mucha prisa por conocer al peque y sin embargo no nos ven ni nos llaman desde hace un par de años…

    • MamaK Autor

      Ay Sonia, te entiendo perfectamente.A mí me pasaba lo mismo, me preocupaba más que el parto, espero que al final respeten tú decisión y sigue compartiendo, para que se den por enterados, jajaja. un abrazo!