No quiere fruta, ¿y ahora qué hago? 12


IMG_20151012_190k859610

Nunca me ha gustado la fruta, como mucho los plátanos y las mandarinas, pero creo que nunca he sentido la necesidad de comerla y mi hijo va por el mismo camino.
¿Será el karma que me devuelve las horas que mi madre ha dedicado a hacer que comiese fruta en vez de un bollos? bueno, si os digo la verdad tampoco ha insistido demasiado así que no creo…
Lo que si sé es que me estoy volviendo loca, la hora de la merienda se ha convertido en una auténtica pesadilla.

Conozco la teoría:
-Nunca obligar a comer.
-No meter una cuchara a traición
-Ofrecer porque lo que hoy no le gusta puede que mañana sí.

Pero es que a mi niño le gustaba la fruta, te lo prometo, se comía una papilla de una manzana, una pera y zumo de naranja recién exprimido. Pero un día…. ¡Ay maldito día! no se terminó la papilla, no insistí demasiado en que se la terminase porque como siempre se la comía bien, pensé que no tendría hambre. Al día siguiente volvió a suceder, y pensé que seguiría empachado, y día tras día fue sucediendo lo mismo, pero cada vez comía un poco menos, hasta que llegó el día que aprendió a apretar la boca, girar la cabeza y ya no hubo forma, podía estar una hora y media con una cuchara delante de él y él ese misma hora con la boca apretada, sin lloros, pero sin ceder ni un poquito.

He probado todo, mezclarla con leche, con cereales, con galletas, con yogur y nada, puede que abra la boca y coma una primera cucharada, pero le dan hasta arcadas, no le gusta nada, nada, nada.

Con el tiempo ha aprendido incluso a decir que no, me ve aparecer con el platito y cierrra la boca y me dice que no ¿pero qué es lo qué ha pasado? no entiendo nada, ¿¿¡cómo puede haber pasado de no dejar ni una gota a no querer ni olerla!?? Yo le pregunto, pero claro, tiene 9 meses y no sabe decírmelo, creo que en el fondo el tampoco lo sabe.

Viendo que mi niño no merendaba fruta, me pasé a los potitos. Al principio se los comía bien, luego se los daba después de intentar darle la fruta y al final se los ofrecía sin pasar por el tramite de la fruta primero, pero poco a poco empezó a comerlos peor, hasta que ¡sorpresa! estamos en la misma situación que con la fruta natural,  ya no quiere potitos de fruta tampoco. ¿ Y ahora qué hago? ¡pues volverme loca!

La semana pasada fui a la pediatra por la revisión de los 9 meses, se lo comenté y me dijo que era raro, que lo normal es que no le guste nada al principio y poco a poco vaya aceptándola y no al revés como es nuestro caso, qué suerte tenemos. Le comenté que el niño ha entrado en una fase de cabezonería y que no le veo solución y me recomendó que dejase de ofrecerle fruta y potitos una temporada ( 10, 15 días) a ver si se le olvida un poco y empezar otra vez desde cero, poco a poco (nada de meterle dos piezas de fruta y zumo).

¿Y qué le ofrezco entonces?

Me recomendó que le diese yogur (le comenté que con el natural no habíamos tenido mucho éxito) y me dijo que normal, que está muy malo, que le diese yogur normal de frutas y que también podía ofrecerle un biberón de leche.

¿Cómo está yendo la cosa?

Mal, tampoco le gustan los yogures…he probado distintos sabores y nada, el primer día se comió medio yogur y el siguiente cuchara y media, así que estamos sufriendo un retroceso y actualmente solo merienda un biberón de leche con un poco de cereales.

Trato de no agobiarme en exceso, el peque está bien de peso (percentil 75) y la verdad es que la merienda es y siempre ha sido (desde que comenzó la AC) la única comida que no exige, parece que llega a ella sin hambre.

La comida de la mañana la hace perfectamente, le gusta muchísimo y no deja ni gota, esta semana introduciremos el pescado, a ver qué le parece, pero las verduras, el pollo y la ternera le encantan. Según la pediatra no debo preocuparme porque lo que le ha pasado con la fruta no le va a pasar con esta comida, espero que tenga razón.

Creo que cuando pasen los años, seré ese tipo de madre que le diré: “¡Ay, Brutote, lo que me hiciste pasar con la fruta, no había forma, hasta que…” (y estos puntos suspensivos espero poder escribirlos algún día porque encuentre una solución a este problema)

¿Qué tal te va a ti con la fruta? ¿Algún truco, consejo o palabra de ánimo que me puedan ayudar? ¡¡ayuda, por favor!!

¡Hasta la próxima!

firma

 

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 ideas sobre “No quiere fruta, ¿y ahora qué hago?

  • El Papá Cavernicola

    Y que te cuento yo… Mi Pequeño Cavernícola tiene una especie de aversión a la comida ya puede estar hambriento que se niega a comer, solo come si además hace otra cosa (será que es multitarea). Con la fruta ha tenido sus etapas le gustan algunas cosas y otras nada, de repente lo que le gustaba ayer hoy no le gusta y dentro de un tiempo si. Supongo que dejándole un tiempo puede que no se acuerde de que la fruta “ya no le gusta” pero bueno, nunca se sabe, para nosotros la merienda también es lo más difícil.
    No obstante el otro día le di unos cacharros de esos de puré de fruta (que son el demonio) de esos que pone merienda y se absorben y le gustaron un montón, pero tienen un montón de azúcar (por eso son el demonio) así que no abusamos.

    Un saludo.

  • Liela

    Me estás contando la historia de mi pichón con la fruta. El año pasado se la comía a bocados. Aún recuerdo cómo mordía alregemente sandía, melón, pera, melocotón, uvas… Aquello pasó a la historia. Sobre el año y medio o así dijo que la fruta para mí (que tampoco soy una apasionada de la fruta, todo sea dicho). Mi solución ha sido pasarme a los zumos naturales. Compramos una exprimidora (parecida a una licuadora) que puede con todas las frutas y verduras (hasta hago gazpacho con ella). Le doy a diario.
    También se come bien la fruta deshidratada (la venden en casi todos los supermercados). A veces se toma fruta de esa que viene en bolsita (tipo papilla). La compro ecológica. Otras veces toma yogur con frutas. Depende del día.
    Sé que no es lo mismo ni de lejos, pero menos da una piedra.

    Paciencia y mejor no insistirle mucho.

    • MamaK Autor

      Qué buena idea lo de los zumos, no es la solución ideal, pero me quedaría mucho más tranquila.
      Como el papá de Brutote es muy alérgico, de momento no nos dejan salirnos de la pera, la manzana y la naranja, la verdad es que no me extraña que esté hasta las narices de fruta. Cruzaré los dedos…
      Un besote 😘

  • Animalitostuyyyo

    Al leerte me he acordado de un post que luego te mando x twitter, “el festín de la fruta” y es que Rosquis ha pasado por esas etapas. Si antes la comía y ahora no la come quizás es porque ya no la acepta en puré. Lo malo de tu caso es que tiene 9 meses y comerla a trocitos puede resultar misión imposible. Así que te s aconsejo volver al principio y ofrecerle sólo de una o dos frutas, plátano y zumo de naranja y así ir aumentando poco a poco. Si tampoco funciona, sobre todo no te agobies. A los 9 meses, la fruta es sólo AC, y el alimento principal sigue siendo tu leche, así que si no sale bien, sigues con lactancia y ya está. Espero que te haya servido. Besitos!

    • MamaK Autor

      Ahora me paso por tu post! He intentado dársela en trocitos y al principio se la comía, pero lo mismo que con el puré, ya no los quiere, este niño me ha salido muy cabezota!
      Tienes razón, es solo AC, pero claro me agobio pensando que esto va a ser así el resto de la vida, jajaja.
      Gracias por comentar guapa!
      un besazo!

    • MamaK Autor

      Como yo se lo ponga delante cae, pero al suelo! jajaja y si no soy rápida, ahí está Lola para comérselo, jajaja.
      Me parece una idea estupenda ponérsela en las cremas de verduras, lo probaré!
      Gracias por comentar!
      Un abrazo!

  • Rut Cea

    Yo no he tenido problemas en ese aspecto, no sé cómo podría aconsejarte. Mi guerrero como de todo, le encantan, las verduras, la fruta y ahora que ha probado las legumbres, no veas como pide. Mis hermanas dicen que he tenido mucha suerte.