Cinco cosas que echo de menos del embarazo 4


embarazo

¡La semana que viene mi Brutote cumple su primer año! y a mí me parece mentira, me he convertido en esa señora que ve a una mamá con su bebé recién nacido y le dice eso de: “disfruta que pasa rapidísimo”, bueno, la verdad es que no se lo he dicho todavía a nadie, porque a mi no me molaba que me lo dijeran, pero que quede claro que lo pienso.  Así que me encuentro en un momento nostálgico total, en el que me gustaría repasar cómo ha sido este primer año de Brutote y de mi maternidad, sin duda una aventura apasionante.

Hace un año que estaba en los últimos días del embarazo de Brutote, y hay cinco cosas que echo especialmente de menos:

1. La barriguita, tengo una “mega super hiper nostalgia” de la barriga. Era precioso sentirle, tener vida dentro de mí. Acariciaba la barriga, le hablaba, le cantaba, me reía con sus frecuentes y prolongados episodios de hipo (que según leí son señal del bienestar fetal), veía cómo se movía, se giraba, sacaba un pie por un lado, una manita por el otro… El Papá Friki de Brutote, también le hablaba, siempre en “balleno”, eso sí, para que él lo entendiese bien a través del líquido amniótico, le daba sus besitos a la barriga, e incluso se dormía acariciándola, sin duda, una etapa increíble, que espero no olvidar jamás.

2. El vínculo mamá- feto, cuando el embarazo está llegando a su fin es imposible no ser consciente de que ese vínculo tan intimo se va a romper e incluso puede que cause un poco de ansiedad. Hasta ese momento Brutote era más mío que de nadie, solo yo notaba cada uno de sus movimientos, solo yo sabía cuando no estaba cómodo, solo yo sabía que se había despertado. Si comía algo dulce le activaba. Con mis dedos “jugaba” con él, los paseaba por la barriga y él respondía sacando por ahí una mano o un pie.

3. Sentirme guapa. Disfruté de mi embarazo y aunque no tenía demasiado ropa premamá, me sentía muy guapa, me encantaba marcar la barriga ciñendo la prenda de arriba justo por debajo del pecho. Me miraba en el espejo y me veía buena cara, sí, puede que más redonda de lo normal, pero creo que desprendía ilusión y felicidad.

4. Los preparativos. Mi chico y yo afrontamos esta aventura de la paternidad desde una perspectiva low cost, así que no teníamos dinero para hacer la habitación de nuestros sueños ni comprar demasiadas cosas. Pero por suerte, nuestra familia nos ayudó mucho: que si la cuna y el mueble cambiador de mi sobrina, unos nuevos tiradores y todo como nuevo. Ropa de mis sobrinos que habían guardado pensando en que algún día nosotros tendriamos un bebé. Una visita de la futura abuela y tía a unos almacenes y ya teníamos ropita, saco, bolsa para el coche, pañales… Nuestros mejores amigos arrimando el hombro, mochila ergonómica para poder portear, cojin de lactancia, ropita…Es imposible no emocionarse cuando toda la gente de nuestro alrededor que nos quiere, nos hizo ver que ellos también querían ya a Brutote y le esperaban con los brazos abiertos. GRACIAS

5. Vaguear, mentiría si no metiese esta actividad tan sana dentro de las cosas que echo de menos. Ya estaba bastante pesada y cansada, vamos, como cualquier otra embarazada en esta etapa, así que no sentía ningún remordimiento por quedarme un poco más en la cama o pasar una mañana tirada en el sofá. Al ser el primer embarazo, podía permitirme este lujo al no tener que estar pendiente de otro peque. Siempre he leído muchísimo, pero en esas semanas, podía llegar a leerme 6 libros por semana, también veía series (ay, mis series, cómo las echo de menos) o me dedicaba a leer blogs y foros de embrazo y crianza. Ahora pienso, que si volviese a tener tanto tiempo para mi, podría conquistar el mundo.

La próxima entrada será sobre esas cosas que no echo de menos sobre esas últimas semanas de embarazo, que hay que ser realista y todo no es bueno ¿verdad?

¿Qué echas de menos de esas últimas semanas de embarazo?

Actualizado: ya puedes leer lo que NO echo de menos del embarazo,  pinchando aquí

¡hasta la próxima!

firma

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “Cinco cosas que echo de menos del embarazo