Cinco señales para saber si estás preparada para ser madre 10


Cinco señales para saber si estás preparada para ser madre

Llega un momento en la vida de una mujer y de un hombre que cosas que hasta ese momento habían pasado desapercibidas, empiezan a cobrar otro matiz y nos presentan una nueva perspectiva, que nos hacen plantearnos cosas ¿habrá llegado el momento de ser padres?

Cinco señales para saber si estás preparada para ser madre

Eres incapaz de ver un nacimiento y no echar alguna lagrimita con el corazón medio encogido. Recuerdo que cuando la idea empezó a rondarme, echaban un programa de partos en un hospital en la tele y era incapaz de no llorar viendo ese momento en el que se lo dan a la madre. Esto también se puede aplicar a la lectura de relatos de parto (sí, he leído y sigo leyendo todos los relatos que encuentro)

No paras de ver mujeres embarazadas por todos sitios. Sales de paseo y te cruzas con unas cuantas, vas a por el pan y otra más. Sales al cine y mientras esperas  en tu butaca a que empiece te das cuenta de que ya has contado unas cuantas embarazadas. ¿Un babyboom? seguramente no, simplemente ahora te fijas.

Si hasta ahora los bebés eran los hijos de otras personas y que para ti “ni fu ni fa”. De repente, no puedes evitar suspirar cuando ves uno, porque no hay nada en este mundo que te parezca más maravilloso que un bebé, con sus manitas, sus piececitos, sus sonrisitas…. ¡Son un milagro!

Sales de compras y la sección de ropita de bebé es obligatoria. O simplemente vas a hacer la compra y por “pura curiosidad” empiezas a mirar cuánto cuestan los carros o las cunas. Esto es aplicable a los catálogos que te envían a casa o a echar un vistazo por Internet.

Empiezas a pensar en cómo serán las cosas cuando tengas un bebé. “Deberíamos hacer ese viaje para subir al Everest ya, porque si tenemos hijos, vamos a tener que retrasarlo unos años”. También piensas dónde pondrás sus cosas, su habitación, su ropa, sus juguetes, cómo te organizarías con el trabajo o con otras obligaciones…

Y fuera de estas cinco señales dejo la más importante y necesaria para serlo:

Sientes que quieres serlo. Puede que todas estas señales anteriores te ronden desde hace un tiempo, pero si no quieres ser madre, siempre puedes mirar para otro lado. Entiendo que luego a la hora de tomar la decisión, se tengan en cuenta otros factores. Pero a mí, una vez que se me encendió el pilotito, no hubo forma de apagarlo. Era una sensación que venía desde un lugar que no sabía que existía, un sentimiento muy profundo, una necesidad que no era capaz de controlar.

Y que conste que no hablo de cosas más prácticas,que todas nos planteamos en mayor o menor medida: ¿puedo con mi situación económica permitirme un hijo? ¿podré seguir con el estilo de vida que quiero si tengo un hijo? ¿es el mejor momento personal o de pareja?

No sé si ya tenía la decisión tomada y no me había dado cuenta o no quería darme cuenta, pero si que soy consciente de que hubo un momento en el que todo cambió, la perspectiva desde la que miraba el mundo ya no era la misma ¿sería el instinto maternal? No lo sé, ni siquiera estoy segura de que exista o al menos no en todas las mujeres.

¿Qué señales te hicieron ver que había llegado el momento?¿has sentido alguna de las que hablo?

¡Hasta la próxima!

firma


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 ideas sobre “Cinco señales para saber si estás preparada para ser madre