9 meses con Samanta, ¡me apunto! 20


samanta-villar-nueve-meses-television-1460974448692

Hace un par de horas, después de un día largo e intenso, sólo me apetecía sofá, manta y un poco de tele. Sabía que empezaba el nuevo programa de Samanta Villar y tenía mucha curiosidad, me encantan las historias de embarazo y parto (¿viste las 5 cosas que echo de menos de mi embarazo?), así que no me lo podía perder.

Como muchas otras veces, me puse la tele de fondo mientras terminaba el post que tengo pendiente sobre el destete de Brutote, pero no he sido capaz de terminarlo.
No sé si soy yo, si estoy premenstrual o yo qué sé, pero este programa me ha llegado.

Me creo a Samanta completamente, desconozco qué toma llegamos a ver los espectadores de todo lo que nos enseñan, pero aún así, Samanta nos está enseñando un embarazo real, con sus miedos, los que todas hemos tenido y los momentos de subidón y de felicidad con todo lo que sucede dentro de nosotras (ese momento kiwis…)
Yo también lloré la primera vez que escuche el sonido del corazón de mi hijo (el sonido más maravilloso del mundo) y acudía a cada ecografía con esa sombra de miedo, sí,igual que le ha pasado a Samanta. Pensaba que mi barriga a las pocas semanas no era bonita, que parecía un “barrigón cervecero” y con el paso de las semanas todo fue a mejor.

Pero no solo hemos podido ver a Samanta, sino que también hemos podido seguir dos historias más:

La de una pareja joven embarazados de su segundo hijo y que se tienen que enfrentar a una operación porque el bebé que esperan tiene un problema en su desarrollo (espina bífida) que se puede solucionar con una novedosa técnica quirúrgica. De verdad que me ha parecido increíble lo muchísmo que ha evolucionado la ciencia. Creo que las imágenes de esta operación es una de las cosas más sorprendentes que he visto nunca. ¿Alguien ha conseguido no llorar con esta historia?

Y por otro lado, hemos visto cómo una pareja de dos chicas se aventuran a comprar semen online para hacer una inseminación en casa. Mediante test de ovulación (espero que se pusiera más marcado que el que nos han enseñado, porque eso no es un positivo) y midiendo la temperatura basal, han tratado de encontrar el momento perfecto para hacer la inseminación en su propia casa (yo, de verdad, que esto no lo veo). Me ha sorprendido que el semen, en sí, no es caro, aunque luego la manera de transportarlo es lo que encarece el proceso (cuanto más tiempo conserve el semen en buen estado más caro es).

Sé que hay gente que criticará esta exposición, pero no es mi caso, cada una que haga lo que quiera, además, creo que es coherente con todo lo que nos ha enseñado Samanta durante todos estos años y que tiene mucho sentido que sea ella la que nos cuente esta aventura. El de hoy ha sido el primer programa de tres, uno por cada trimestre y ya estoy esperando con ganas los que faltan ¿podremos presenciar el parto?

Enhorabuena Samanta, por el programa, pero sobre todo por tus peques. Me imagino por lo que habrás pasado, cuatro años con todos sus ciclos, con sus correspondiente “psicosíntomas”, test de embarazo y chascos (por no ponerle un nombre más feo) es mucho tiempo. Me voy a la cama cansada (no pensaba tener que escribir un nuevo post esta noche) pero feliz viendo que a veces estas historias tienen un final feliz.

Yo me apunto a los 9 meses con Samanta ¿y tú?¿Qué te ha parecido este primer programa?

¡Hasta la próxima!

firma

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 ideas sobre “9 meses con Samanta, ¡me apunto!