9 meses con Samanta, último programa 2


9 meses con Samanta

Esta noche nos hemos despedido de estos 9 meses con Samanta, hemos visto sus últimos meses de embarazo, la preocupación ante una posible diabetes gestacional y los malabarismos que ha hecho (música en el pubis y andar a gastas incluidos) para que la nena se girase y se colocara en una posición adecuada.

Pero sin duda, lo más importante que hemos podido ver, es ese maravilloso momento en el que Samanta después de numerosas horas ingresada, viendo que el parto no progresaba, ha podido por fin dar a luz a sus dos hijos. Evitando una cesárea que parecía amenazarla desde el principio del embarazo.

Y como ya me esperaba, en este último capítulo no he podido evitar llorar: no he podido evitar llorar viendo como Samanta lloraba al ver los gorritos que le iban a poner a sus hijos, no he podido evitar llorar viendo cómo se los ponían en el pecho, no he podido evitar llorar viendo a los mellizos de nuevo juntos tras un parto que los ha separado por primera vez en su existencia y no he podido evitar llorar escuchando a Samanta decir que ya era mamá.

Las otras historias de 9 meses con Samanta

Madre a los 52.

Hemos visto la historia de  May, una mujer de 52 años que tiene un bebé de pocos meses. Después de años intentándolo, por fin, a esta edad, ha conseguido ser madre. Supongo que ella es consciente de que no es la situación ideal, ella hubiese querido ser madre hace casi 30 años, pero no pudo ser.

Samanta le pregunta lo que muchos pensamos:“¿Has pensado en que este niño tendrá que echar muy pronto de menos a su madre?”, pero ella solo ha pensado en la vida que tiene por delante; no quiere pensar en el día en el que sea su hijo la que la cuide a ella o tenga que decirle adiós.

Es fácil desde mi situación decir que yo no lo hubiese hecho, de hecho, sigo creyendo que no lo haría, no me parece justo para ese pequeño, pero no puedo culpar a esta madre por querer ser madre independientemente de su edad. Ser madre es lo más grande que me ha pasado en la vida y entiendo la felicidad que esta madre desprende por cada uno de sus poros, Sin duda su hijo es un niño muy querido y estoy convencida de que no está sola y ella se encargará de que el día que ella falte, su hijo no estará solo.

Bebé reborn para superar la pérdida de un bebé

Desde Irlanda nos presentan a Sabrina, una chica que perdió a su bebé en la semana 32 de embarazo, en una ecografía rutinaria vieron que su corazón se había parado. Tremendo.

Una historia impactante sin duda, ¿es posible superar algo así? la verdad es que no lo creo y esta mujer ha conseguido sobrellevarlo metiendo en su casa un bebé reborn, al que cuida como si fuese de verdad, aunque es consciente de que es un muñeco. No pudo traerse a su bebé a casa y esta muñeca ha conseguido, de algún modo, llenar todos esos huecos que ya estaban creados para su bebé en su hogar.

Gestación Subrogada y lactancia inducida

Barbara y Javier son una pareja joven que después de varios abortos y la pérdida del útero en el último de ellos, deciden recurrir a una gestación subrogada para poder ser padres.

Con la ayuda de una asesora de lactancia, Bárbara cumple el sueño de poder darle el pecho a su bebé. Tras meses de una estimulación intensa y al final, recurriendo al uso de fármacos, su pequeño se engancha naturalmente a su pecho a los pocos minutos de nacer.

Este tipo de lactancia, la lactancia inducida, es poco conocida. En muchos casos, sirve para crear ese vínculo que creen que han perdido por no poder llevar a su hijo en su interior, algunas mamás necesitan saber que “su cuerpo sabe que es madre” a pesar de no haber gestado.

Por cierto, qué hermosura y preciosidad de niño han tenido Bárbara y Javier ¡Enhorabuena chicos!


 

Y así ha terminado este fantástico programa que nos ha acercado a otros tipos de maternidad y paternidad, en el que hemos podido acompañar a Samanta en sus 9 meses de embarazo, que nos ha mostrado un embarazo real, con sus alegrías, su ilusión, pero también sus miedos, sus lloros… un embarazo muy parecido al mío y seguramente al tuyo. Gracias Samanta por tener la generosidad de abrirnos esa ventanita a tu intimidad y ¡enhorabuena mamá! Espero que tus pequeños sean muy felices y como tú dices (y mi blog, jeje) ¡ahora comienza la verdadera aventura!

Si te los perdiste, puedes ver el post del primer programa aquí y del segundo aquí

¿Qué te ha parecido el último programa? ¿te has sentido identificada?

¡Hasta la próxima!

firma

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “9 meses con Samanta, último programa