Necesito desahogarme 20


desahogarme

Estoy indignada. Creo que es la primera vez que utilizo al blog para desahogarme, pero de verdad que lo necesito. Hay muchísimas cosas que no van todo lo bien que deberían, las cosas siempre podrían ir mejor ¿verdad? (o peor), pero cuando esas cosas afectan a tu hijo, al mío, no las puedo tolerar. O las tolero y me pillo el disgusto que me he llevado hoy (tú ya lo lees mañana).

El peque lleva unos días con tos, con una tos un poco fea que no va a mejor y coincidiendo que tenía que ir a por recetas para su tratamiento de la mastocitosis, he decidido pedir cita, que lo viesen y ya de paso me llevaba las recetas.

Pero mi plan no ha sido tan sencillo de cumplir. Cuando he intentado pedir cita, solo me dejaba elegir entre cuatros posibles, dos citas el miércoles y otras dos el viernes y me ha extrañado que no me saliese el nombre de la pediatra de Brutote, sino el nombre de un doctor que no conozco.

He llamado al centro de salud, a ver si me confirmaban que no había citas antes y… efectivamente no había más citas porque...y aquí viene el primer jarro de agua fría, nuestra pediatra ya no trabaja aquí, ahora solo disponemos de pediatra los lunes, miércoles y viernes por la tarde y en horario reducido (a las 18,30 ya no estaba hoy), pero si la inquietud que causa cambiar de pediatra no fuese suficiente, sobre todo cuando ésta se ha volcado con el caso de mi hijo, me dicen que no hay un médico fijo, que están viniendo sustitutos. Vamos, que vienen para X días y luego viene otro. Un desastre.

Como no tenemos cita hasta el miércoles, he dejado en el mostrador la petición de la receta, como solemos hacer normalmente y me han dicho que por la tarde estaría.

Y esto que debería ser sencillo, al final me ha causado casi un ataque de ansiedad. Cuando he llegado para recogerlas, el trabajador de la recepción me ha dado en vez de las recetas, el papel en el que las habíamos pedido y en él habían escrito a mano “No entra”.

¿Qué quiere decir que no entra? ellos tienen un buscador, como si fuese Google y si ponen Paracetamol, por ejemplo, lo seleccionan y  lo meten en la receta electrónica y listo.

Pero la medicina de Brutote no está en ese buscador porque no está comercializada, es una fórmula maestra que tienen que hacer en el laboratorio. Habíamos avisado de que la receta tenía que ser manual, que no se podía meter en la receta electrónica, pero les ha dado igual, tengo la sensación de que la gente no escucha y eso me causa mucha frustración y mucha mala leche.

Y así lo ha dejado el médico… “no entra” y ya está, fin del problema. ¿No se da cuenta de que detrás de esa solicitud de medicación hay un niño de casi 17 meses que la necesita? Un niño que necesita su medicación para que no le den brotes, para que no lo pase mal. Que no estamos hablando de chucherías, que es una medicación, una necesidad. Que no es “no entra” y ya está.

¿Por qué no me han llamado? No lo entiendo, tienen mi número, una simple llamada y le hubiese aclarado que es una sencilla receta manual, hubiese llevado la receta a la farmacia y en unos días la tendría aquí. ¿Tanto cuesta hacer una llamada? ¿Se olvidan de que trabajan con personas? ¿Se olvidan de que estamos hablando de salud? ¡Es pediatra, estamos hablando de niños!

Tenemos que apurar la medicación porque la dosis varía según el peso, y la dosis que era válida en una caja, ya no es válida para la siguiente, así que no podemos acumular varias cajas de una vez. Esto lo hace un poco complicado, pero si nos encontrásemos con gente competente no debería ser un problema.

Y para terminar de llevarme el disgusto, me he encontrado con la falta de empatía total del trabajador de la recepción. Que me dice que poder pedir las recetas en recepción es un favor que nos hacen (a mí nunca nadie me dijo que era un favor, es la manera que me indicaron de solicitarlas, aunque puede ser…) y que nunca van a llamar a nadie pase lo que pase con las recetas ¿de verdad? ¿pase lo que pase? ¿Es algo que se ha propuesto en la vida? ¡Qué triste!

No sé qué me enfada más, si el médico al que le dan igual los niños a los que debería cuidar, si la falta de empatía de algunos trabajadores que están cara al público o el mal funcionamiento del sistema de salud.

Por supuesto, me he ido de allí con un disgusto bien grande, sin recetas ¿nadie podía hacérmelas? y con un resguardo de una reclamación al Servicio Madrileño de Salud (ese mismo que nos ha quitado a nuestra pediatra y dos días de consulta) y que estoy convencida de que no servirá de nada…

Gracias por estar ahí.

firma

 

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 ideas sobre “Necesito desahogarme

    • MamaK Autor

      Gracias guapa, estoy dejando pasar los meses de verano, como la situación no mejore, me cambiaré a la pediatra de la mañana, aunque eso suponga que David no pueda venir a las consultas. Un abrazo

  • Olga Cuentamelo Bajito

    Me enciendo sólo de leerte, de verdad.
    Me parece increible la dejadez de ciertos centros de salud. No entiendo que los que están en recepción, colocados a dedo (si hablamos del centro de salud en el que estoy pensando) pasen de todo aunque trabajen con personas.
    Pero del pediatra ya me enerva. Dice mucho de su falta de profesionalidad.
    Por supuesto no dejes de poner la queja en Sanidad.
    Se valen de el.coñazo que es.ponerla pero seguro que de algo sirve.
    Ánimo.

  • Mony

    Jolín, que disgusto, empatizo totamente contigo. No me puedo creer que la gente no vaya un poco más allá y vea que no somos números… Aixxx… un besote fuerte!

  • Maribel

    No me extraña que estés indignada!! Es una pasada!!

    En mis cd tris de salud no existe atención al paciente como en los hospitales? Para que no sea solo una queha por escrito, y que hables con alguien

  • Dácil

    Vaya tela. Te entiendo perfectamente. Personal médico poco empático en según que situaciones te hunde la vida y te lo digo por experiencia. No entiendo que haya gente así (que no sirve para ese trabajo) ocupando la plaza de otro más aptos. Y lo de la sanidad es de risa. Yo pedí cita para mi mayor por unas anginas y resulta que hasta dentro de más de una semana no me daban cita. ¿¿¿Como??? Te hacen acercarte al centro de salud si no te sabes el truquito para sortear la maldita grabación del teléfono. A mí me dijo una madre que tiene casos muy urgentes con uno de sus niños que si le daban al nueve me salía un operador directamente. Y así lo hice. resulta que mi pediatra está de vacaciones y no hay sustitutos, así que o me aguanto una semana o me buscan huequito en otro pediatra. Por supuesto elegí la opción B. Y suerte tengo que media España esté de vacaciones, porque te pasa eso en invierno y las salas están petadas de pacientes. ¡Malditos recortes! ¿Conseguiste la medicina? Espero que sí. Que poca calidad humana… Espero que les pase lo mismo a ellos y sientan esa impotencia (soy muy rencorosa)

    • MamaK Autor

      Gracias guapa, la verdad es que la cosa está fatal. Al final conseguí la medicina, porque insistí lo que hizo falta. Igual que en las empresas privadas te sale un mensaje de que la persona está de vacaciones y te dan alternativas de contacto,se debería hacer en los centros de salud, que no vamos a pasar el rato, alucino… Un besote

  • Carol

    Te entiendo tanto!!!
    Como sabes mi niña tb tiene mastocitosis y me pasó algo muy parecido.
    Necesitaba la crema k podemos usar en la piel para calmar las lesiones como bien sabrás y el subnormal de la recepción me miraba con cara de “que mierda es esto… Esto no es una receta” y con las recetas del medicamento oral que acabamos de empezar más de lo mismo! ( por fin tuvimos la cita en la unidad de Toledo)
    Te deja tan cabreada y a la vez tan deprimida que tengan tan poca empatía!
    Eso sí… Yo intento dejarles en verguenza diciendo en voz alta k no es nada extraño!K es una medicación que toma mi bebe por una enfermedad rara y k la necesita sin demora!
    Normalmente suelen bajar su prepotencia y poner los pies un poquito más en la tierra.
    Pero vamos…. K nos quedan varias o muchas situaciones como estas!
    Nosotras tenemos k ir con la cabeza bien alta por nuestros bebes!! Y luchar por nuestros derechos y porque los atiendan como debe de ser.
    Animo y no desesperes!

    • MamaK Autor

      Gracias Carol, es lo que dices, al final lo que me supera es la falta de empatía, no lo entiendo (esto es falta de empatía por mi parte, jajaja). Espero que esté yendo todo bien con la medicación. Una brazo

  • Bebé a Mordor

    Qué frustración. Qué impotencia. Maldita sea, de verdad, ¿cómo se puede ser tan poco empático? Y no solo eso, ¿cómo pueden hacer tan mal su trabajo? En fin…
    Ánimo y ojalá en adelante lo hagan todo bien. ¿Te imaginas? 😛

  • Corriendo sin zapatillas- Rocío

    Es muy injusto, pero es así. Para ti es tu hijo, para el médico es la ene mil receta que tiene que hacer después de ver a más de 70 pacientes a los cuales no tiene el gusto ni de conocer ni de saber nada de su historial, salvo lo que le enseña el ordenador. Y al día siguiente hacer lo mismo, en el mejor de los casos, en otro centro de salud. La culpa no es tuya, ni del personal del mostrador (que habrá estado bregando con muchas personas que, como tú, se sienten frustradas y cabreadas) ni del médico y, mucho menos de tu hijo, que es el más perjudicado. La culpa es de un mal sistema que trata a los médicos como si fueran máquinas y a los pacientes como si fuéramos idiotas. En estos casos lo mejor es reclamación al canto pero no contra el médico sino contra el sistema.
    Espero que al final pudieras conseguir la receta que, en definitiva, es lo importante.

    Un abrazo,

    Rocío

    • MamaK Autor

      Gracias Rocío, al final las conseguí a tiempo, (después de ponerme un poco pesada) y mira que no me gusta molestar, pero no quedaba otra. Tienes razón, la culpa es del sistema, pero aún así, mi centro de salud es chiquitito, pocos pacientes y pocos problemas… no me quiero imaginar cómo será uno con más pacientes. Un abrazo enorme

  • Casigata- Mamen Mayoral

    Hace tiempo que no tengo que ir a un centro de salud (y que siga así por mucho más), pero entiendo perfectamente por lo que pasaste.
    Yo lo viví hace un tiempo en carnes propias y en las de un familiar, y parece que es tónica general desde hace años.
    Cuando llega el verano, y los médicos se van de vacaciones, no hay quien cubra su puesto porque no se contesta personal suplente. Las suplencias las hacen los propios compañeros que, como dice Rocio sin zapatillas, además de su consulta tienen que ir hoy a un centro de salud, mañana a otro, y así cada día, para que los pacientes puedan tener un servicio mínimo.
    El resultado no es otro que pacientes desatendidos (y encabronados), médicos con un número de pacientes imposible de tratar adecuadamente (y también encabronados) y un sistema que se desmorona por donde lo mires.
    Es muy injusto que un niño se quede sin su medicación por culpa de un sistema que no tiene en cuenta ni a unos ni a otros.
    Lo mejor es poner la reclamación pertinente cada vez que haga falta.
    Espero que al final hayas conseguido la necesaria receta de Brutote.
    Un abrazo fuerte!

    • MamaK Autor

      Gracias Mamen, al final la conseguimos un día después, pero teníamos suficientes como para que no se quedase ningún día sin medicar. La reclamación está puesta y tienes razón, la culpa no es de los médicos ni de los pacientes, pero hay veces que no nos queda otra que explotar. Gracias por pasarte, guapa! Un abrazo