Peppa Pig: las Botas de Oro y la primera vez de Brutote en el cine 6


Peppa Pig: las botas de oro

Qué bien se lo pasó este domingo Brutote en la premiere de la película “Peppa Pig: las Botas de Oro”. Bueno, Brutote y nosotros porque llevábamos días ilusionados por esta primera experiencia ¿le gustaría? ¿se asustaría? ¿tendríamos que salirnos? ¿montaría un espectáculo?

Al llegar nos encontramos una recepción llena de actividades. Todas relacionadas con  el universo Peppa. Desde el taller de reciclaje de Rebecca Rabbit, hasta la clase de Madame Gazelle pasando por el tobogán del dinosaurio de George y otras actividades.

Además conocimos a la muñeca de Peppa con su smartwatch que canta, baila, dice las horas…a Brutote le dejó completamente hipnotizado,  hubo un momento en el que pensé que iba a cogerla y a salir corriendo con ella, porque la miraba tan fijamente que parecía que estaba tramando un plan de huida.

img_20161106_104023112

Llegó la hora de entrar a la sala 25 de Kinépolis y en cada uno de los asientos nos esperaba un detallito, una muñeca pequeñita de Peppa y su revista. que traía una pizarra mágica que mantuvo entretenido al peque un buen rato.

Brutote aguantó casi sin pestañear los primeros 10 minutos de la película, pero después de eso ya decidió disfrutar de toda la diversión que le brindaba la sala, que si unos peldaños por ahí para subir y bajar, que si una luz azul por toda la escalera, que si un pasillo para correr y saltar…

Al final terminamos viendo la película sentados en el suelo, (cuando se quedaba sentado) pero he de confesar que aguantó más y mejor de lo que pensaba.

¿Demasiado pronto para ir al cine?

Definitivamente sí, creo que no volveremos hasta dentro de un año a no ser que nos vuelvan a invitar a una película de este tipo, muy dirigida a un público muy infantil. Con 20 meses ha sido una experiencia buena, pero no disfrutaría de otro tipo de películas (la duración es clave)

¿Demasiado pronto para ir al cine a ver Peppa Pig: las botas de oro?

Definitivamente no, el público de Peppa es el que es, niños de muy corta edad y allí nadie molestó porque todos los niños se compotaron más o menos igual. Nadie va a ver la película de Peppa Pig esperando una sala en silencio ¿no?

Peppa Pig: las botas de oro

La película ha tomando el nombre de uno de los dos capítulos largos que compone esta proyección (son dos capítulos de 15 minutos y siete episodios de la nueva temporada de duración normal), la duración final es en torno a una hora. Que es una duración estupenda para los más peques.

Tengo que decir que me he reconciliado con Pepa, reconozco que no es de mis dibujos favoritos, yo soy de Ben y Holly pero Peppa Pig y Pocoyo son los favoritos de Brutote.  

Peppa en cines me ha hecho reír, esa relación amor-odio entre Peppa y Suzy me encanta; me ha hecho cantar (poco necesito yo para lanzarme) canciones muy de su estilo, facilitas, cortitas y pegadizas y sobre todo, me ha dado la oportunidad de ir al cine con el peque, sabiendo que era una película para niños pequeñitos sin “sufrir” por molestar al resto de los espectadores.

En este capítulo especial de 15 minutos Peppa disfruta saltando en los charcos con sus maravillosas botas de oro hasta que llega la hora de entrar en casa y ha de quitárselas. Al volver a por ellas ¡ya no están! ¿Quién se las habrá quitado? ¿Dónde se las habrá llevado?, ¿Las encontrarán?. Durante quince minutos disfrutaremos acompañando a la familia Pig y a sus amigos en esta importante misión.

Las botas de oro pasará a la historia de nuestra familia como la primera película que vio Brutote en el cine, sin duda una experiencia estupenda que estamos deseando repetir…¿dentro de un año? Ya veremos.

¿Has ido al cine con tu peque? ¿Cómo fue esa primera vez? ¿A qué edad? ¿Cuál fue su primera película?

¡Hasta la próxima!

firma


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 ideas sobre “Peppa Pig: las Botas de Oro y la primera vez de Brutote en el cine

  • Dácil

    La verdad es que lo pasaron genial y las mamis respiramos tranquilas porque no pasaba nada si un peque se ponía a llorar u otro salía corriendo por el pasillo. Fue un gran respiro. Los míos aguantaron toda la peli sentados con los ojos fijos en la pantalla, pero son bastante más mayores. Aseguran que la peli les encantó. Supongo que para ellos fue como ver la tele a lo grande durante una hora entera sin que sus papás les pregunten si no han tenido ya suficiente jajaja
    El que lo pasó un poco mal fue el papá. Creo que él no se ha reconciliado con Peppa jajaja

  • mividadecolorazul

    que ilu!! nosotros tenemos un principe de cuatro años y medio y el rubio que tiene dos y medio y somos lo peor y jamás los hemos llevado al cine!! siempre pensamos que no aguantarán…jejej, pero tengo ganas de llevarlos al cine de isla azul, que hablan genial de ella!!jijiji

  • Rut Cea

    Vaya, esi genial que haya sido una experiencia de esas únicas e inolvidables. Yo no me atrevería pero como bien has dicho, ela público es muy pequeño así que al menos no se pasa el mal rato que dices.
    Yo recuerdo la primera peli que fui a ver al cine, me llevó mi hermana mayor, “Dentro del Laberinto”, yo era más mayor que Brutote y por eso me acuerdo, sería muy bonito que él también se acordara de ese día con sus papis.