Compartir o no nuestra búsqueda de embarazo 53


búsqueda embarazo

Después de la búsqueda de Brutote me prometí que cuando volviésemos a intentar quedarnos embarazados no se lo diría a nadie para no sentir la presión, las preguntas, la decepción… porque hay veces que te apetece hablar y otras nada y determinadas preguntas pueden llegar en muy mal momento.

Búsqueda embarazo

En mi caso, según pasaban los meses y no veía el positivo sentía que decepcionaba a las personas más cercanas (y a mí la primera). Sé que no tiene sentido, pero una sensación de culpa profunda iba calando cada vez más profundo.

Te sientes rota, no funcionas, eres defectuosa. Llevo años soportando la regla con sus dolores (tremendos dolores, por cierto), una montaña rusa de hormonas que me hacen sentir triste, que me hacen limpiar ¿soy la única a la que el día antes de venirle la regla deja la casa como una patena?

Tantos años sufriendo ciclos dolorosos para que a la hora de la verdad esto no funcione en condiciones. Tú no funciones. Parece una broma pesada.

Reconozco que es complicado estar al lado de una “buscadora”, es complicado saber qué preguntar, cuándo preguntar, cómo mostrar nuestro apoyo. Así que cuando alguien me confiesa sus deseos reproductivos y más, si me comentan que están teniendo problemas para conseguirlo, suelo decirle más o menos lo mismo:

Aquí estoy, cuando necesites o quieras contarme algo estaré para escucharte. Yo no te voy a preguntar y eso no quiere decir que no me importe, que no me preocupe o que no me interese, simplemente quiero que seas tú la que me cuente las cosas cuando quieras, cuando te apetezca o cuando me necesites.

Ese primer negativo

Ya han pasado más de dos años de la búsqueda del embarazo de Brutote y aunque el tiempo lo hace todo más llevadero recuerdo perfectamente la decepción que sentí después de hacerme el primer test de embarazo (después de dos meses sin regla y con síntomas que yo creía que eran de embarazo. Ay, alma de cántaro…).

Recuerdo esa mañana perfectamente, sola, con el corazón que se me iba a salir del pecho de lo fuerte que latía, con las manos temblorosas, con una mezcla de ilusión y nervios que me traspasaba pero también recuerdo cómo esa segunda línea no se marcó, por mucho que intenté mirarla a contraluz, medio bizca o con lupa. Ahí no había nada, ni segunda línea en el test, ni una nueva vida en mi interior.

Supongo que muchas conocerán esa sensación, luego pueden llegar otros negativos, todos dolorosos, eso sí. Pero ese primer negativo, cuando lo creías todo hecho, cuando incluso te tocabas la tripa pensando que algo maravilloso estaba ocurriendo en ti, duele de una manera especial. Es la pérdida de la inocencia de esa chica que había puesto toda su ilusión y amor en el proyecto más importante de su vida. Es el momento en el que te das cuenta de que quizás el camino sea complicado y que existe la posibilidad de que el fin no sea el deseado.

Me prometí que no volvería a compartir mi intención de ser madre. Y aquí estoy. Hoy lo comparto contigo. Llevamos un año buscando otro embarazo y no llega, algo pasa, no funciono, estoy rota.

¿Conoces la sensación de sentirte “rota”? 

Hasta la próxima

firma

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

53 Comentarios en “Compartir o no nuestra búsqueda de embarazo

  • Annabel y V

    Ay, un abrazo enorme, gigante, porque poco más que acompañar se puede hacer en estos casos. Yo hace poquito me atreví a hablar (bueno a escribir) también sobre los dos años de búsqueda, la infertilidad secundária y lo que duelen muchas veces los comentarios el “ya verás, eso cuando te relajes” o “deja de pensar en ello” ¡como si fuera cosa de apretar un botón! tengo varios post en borradores, uno precisamente es muy duro, me lo has recordado porque trata sobre lo rota que me siento, muy dentro.

    Bueno, darte un abrazo enorme, otra vez y que no estás sola <3

  • Mamá Puñetera

    Guapa, mucho ánimo! Y sobretodo, todo mi apoyo!
    Yo con Valkiria no dije nada, porque no quería sentir la presión de nadie y reconozco que tuvimos suerte porque tardamos muy poco en conseguirlo. a pesar de que mis ciclos son una locura y ovulo cuando me da la gana, o mas bien, cuando les da la gana a ellos.
    No creo que si buscamos un siguiente fuéramos a tener tanta suerte. Tengo una amiga a la que le ha cotado algo mas de dos años quedarse embarazada del segundo. Y la verdad es que me da un poco de miedo pensar en esa posibilidad… pero ahí esta.
    Si necesitas hablar ya sabes donde estoy! 😉

    • MamaK Autor

      Gracias guapa! Eres un sol
      Mis ovarios también parece que trabajan cuando quieren y la verdad es que llevan toda la vida avisándome, no debería sorprenderme. Espero que cuando busquéis un segundo tengáis la misma suerte que con Valkiria y os quedéis rápido. Un besazo

  • Nessa

    ¡Keka! ¿Cómo vas a estar “rota”? Solo tienes que bajar la vista y contemplar a Brutote. Ahí está la prueba de que sí, de que pasará… ¿Cuándo? Pues no te agobies, que quizá eso llegue a ser un condicionante. Cuando tu próximo bebé quiera, llegará, cuando tu cuerpo diga “ahira”, llegará. Mientras, disfruta del camino ;). Un besote

  • Dacil

    No niña. No estas rota. En mi caso Daniel vini casi sin esperarlo e Ivan se hizo de rogar… mucho. Y habia que aguantarme porque me volvi desconfiada, huraña amargada… me abrazaba a Daniel pensando que seria el unico como si fuera la mayor desgracia del mundo. Cuando me quede por fin empezo la segunda parte de la peli de terror. Con un niño de un año y poco se hacen muchos, muchisimos esfuerzos. Y vivi nuevo embarazo con terror, angustia, pesadillas… y la gente que me rodeaba no entendia nada. Ni mi marido. Supongo que pensaba que ya me habia vuelto loca del todo. Mucho despues llego el caso de mi hermana: dos abortos de gestacion avanzada y aun así no se rindio hasta que tuvo a su pequeño Alejandro. Cada una tenemos una historia que casa muy bien con esa respuesta tan acertada que resaltas. Ojala alguien me hubiera dicho eso a mi en mi momento. Yo intente estar alli para mi hermana pero fue muy dificil y no creo que lo consiguiera del todo. Repito. Keka, no estas rota y tienes todo mi cariño y atención de tu lado…

  • Marian (UnaMadredelSigloXXI)

    Ay, Keka, qué post tan honesto y tan duro! No estás rota, eso desde luego. Es sólo que a veces el camino es más difícil de lo que pensamos. Tienes un niño precioso que te demuestra cada día que tu cuerpo “funciona”, por usar tu misma expresión, aunque tal vez aún no ha llegado el momento. Muchos besos, no te dejes vencer por el desánimo, pero si quieres desahogarte, ya sabes donde encontrarnos.

  • Olga Cuentamelo Bajito

    Keka cariño. No estás rota.
    Repitelo mucho.
    Eres perfecta. ¿No ves a Brutote?
    No te voy a dar consejos, tú sabes bien qué hacer.
    Solo puedo decirte que estoy a 5 minutos andando y a tí te gusta caminar.
    Nunca te pregunté por el tema porque pienso como tú, mejor me espero a que quieras que lo hablemos.
    De verdad, estoy aquí para tí y para recordarte una y mil veces que NO ESTÁS ROTA, ERES MARAVILLOSA.
    Un abrazo preciosa.

  • Mami esto está chuli

    Esta mañana te he leído y no te he podido comentar pero se me ha quedado en el tintero sin querer que se me pasara. Tiene que ser difícil pasar por lo que estás pasando. Estamos lejos lo se, pero para cualquier cosa aquí estoy. No te vengas abajo. Tienes un niño precioso y ya verás como cuando menos lo esperes te llega otro precioso regalo. Lo dicho. Si necesitas algo solo tienes que decírmelo.

  • Madre Superada

    No estás rota.
    Tengo una amiga que tiene dos hijos. Se llevan 6 años. Todo el mundo piensa que esperaron mucho para ir a por el segundo… incluso ha tenido que aguantar muchos comentarios críticos al respecto. Y sabes? Ella quería que sus hijos se llevasen poco. No le costó nada quedarse embarazada la primera vez… y se puso a buscar el segundo embarazo casi tras el primer parto. Seis años. Sufriendo… sintiendose rota… creyendo haber dejado de funcionar. Su médico le dijo que una misma mujer tiene temporadas más fértiles que otras… y por lo visto… le tocó mala racha…
    En fin…yo no lo he pasado… pero he visto lo que es.
    Un beso fuerte

  • Ale La Madriguera de Cuentos

    No estás rota cariño. No lo estás.
    Eres perfecta, eres todo un mundo para una personita ya y lo más probable es que tarde más o menos, de una forma u otra seas todo un mundo para otra personita…
    Eres fuerte, eres grande, porque ser capaz de exteriorizar así cómo te sientes y una etapa dolorosa para ti te hace enorme…
    Hay muchos post que se quedan en borradores y muchas veces no llegan a ver la luz y tal vez deberían, porque como el tuyo alivian y ayudan, porque personas en la misma situación no se sienten solas.
    Tú no estás sola… Si necesitas alguna vez cualquier cosa que esté en mi mano, cuenta con ello, de corazón…
    Un abrazo gordo gordo de esos que juntan los pedacitos, corazón! ❤

  • Maribel

    No estás rota, ni defectuosa , aunque tu cabeza en momentos de frustración te lo diga continuamente. La mente dice muchas mentiras y nos presiona machaconamente con ellas.

    A veces no llega y lo deseamos con tantas fuerzas que buscamos las razones en algo que hacemos mal.

    Como bien dices, sin presionar, te envio un abrazo enorme!!!

  • Marta (La Fábrica de los Peques)

    No estas “rota” mi niña. Conozco bien esas sensaciones. Ya sabes que yo tengo una enfermedad crónica y mi búsqueda comenzó tres años antes de que mi hijo naciera. Así que, me siento identificada con cada palabra que has escrito. Te felicito por el post. Y te envío un abrazo enorme.

  • My Sweet Ágatha

    Querida Keka eres un solete y tiene muchisimo mérito que compartas tus miedos yntu corazón con todos nosotros y eso demuestra lo buena persona que eres!!! Rota nonestas cariño, sino muy entera y esa fuerza q va y viene sera lo que hara que todo vaya a mejor. Para lo que necesites aquí me tienes!!! Un saco de besooos y achuchones!!!

  • Maribel Maral maternal

    Keka! Mucho ánimo, y mucha paciencia, mucha, mucha. No estás rota, funcionas a la perfección, pero muchas veces los bebés vienen cuando ellos quieren. Date tiempo, y te digo lo mismo que tú le dices al mundo: ” Aquí estoy, cuando me necesites o quieras contarme algo aquí estaré dispuesta a compartir contigo todo”. Un abrazo enorme.

  • Mony

    Empatizo totalmente con lo que dices, es verdad, no he vivido lo que tú, y no puedo decirte que se, lo que estás pasando y seguramente ni me lo imagine. Pero sí lo he vivido con alguna de mis amigas, y como a ellas te digo, que esta es una de esas veces que las palabras no sirven o que no son capaces de expresar lo que he sentido a leerte y simplemente me gustaría estar un poquito más cerca tuya para dar un abrazote de esos apretados y decirte, de verdad, que aunque a km de tí, estoy para lo que necesites. Un besazo cariñet

  • Hipster de Extrarradio

    Aún recuerdo perfectamente la barrera del año. Como si fuera hoy. Recuerdo todos y cada uno de los meses anteriores, especialmente a partir del cuarto o sexto, cuando aún tienes muchas esperanzas y todo es montaña rusa. El pase anual del Dragon Khan le llamaba, yo, que tengo vértigo. Cuando aún confías mucho en que simplemente estás paranoica, te mueres de miedo y a la vez crees de verdad que llegará. Pronto. La dichosa barrera del año marca un hito. El “y ahora qué, ahora qué leches, qué”… aunque ya sabes qué, porque te lo has ido oliendo.
    Deseo de corazón que el final sea feliz. Si la infertilidad primaria es una mierda (supongo que no es igual para todo el mundo, en mi caso ha tocado fibras que ni sabía que existían, el abismo), la secundaria creo que no le va a la zaga y tal vez genera incluso más dudas. Si una vez pasó, ¿por qué ahora no? Y si la infertilidad primaria genera incomprensión, la secundaria… no quiero ni pensarlo. Y los sueños rotos (eso es lo que está roto, lo que no funciona, no los cuerpos) están ahí en los dos casos. Los que sean. El proyecto que no llega, esa imagen en tu cabeza hecha añicos. La inocencia que te has ido dejando por las esquinas.
    Espero que encuentres el camino y mientras tanto te mando un abrazo muy, muy fuerte.

    • MamaK Autor

      Ay Hipster, como se nota que me conoces. Hace poco que he “salido del armario” de la infertilidad y ya me encuentro incomprensión cercana y no les culpo, porque a veces no me comprendo ni yo, a veces pienso que no tengo derecho a quejarme o a estar triste porque yo ya tengo un hijo. Luego se me pasa, pero entiendo que esos pensamientos pasen por sus cabezas.
      Un abrazo enorme.

  • Sonrisa despeinada

    Ay. Que recuerdos, si sé lo que es sentirse rota. Y salir llorando de la consulta del gine. Y pensar en todos esos años de dolor de reglas, de preocupación con píldora, anillos y demás y cuando te quieres quedar no viene. Y esa sensación de culpa. Y lo peor, de origen desconocido porque aparentemente todo está bien. Cuando buscamos a Piticli creí que iba a se cosa de 1 mes o dos como mucho y cada mes que no me quedaba era una tortura. Así que cuando empezamos a buscar a Pitufona no dijimos nada, y la vida nos sorprendió quedándonos enseguida ( incluso precipitadamente para nuestros planes). Nunca entenderé la diferencia entre una búsqueda y otra, pero si me queda el recuerdo de saber como es sentirse rota, los negativos y todo lo que acarrea. Mucha fuerza y un abrazo muy fuerte, disfruta de Brutote porque cuando lo consigas( que lo harás) ya serán dos pequeños de los que ocuparte y la cosa cambia.