Otro tipo de educación es posible: Montessori para todos 2


Montessori

A mi chico y a mi siempre nos ha gustado caminar, dar largos paseos  y hablar mucho durante ellos. Intentamos arreglar el mundo, soñamos, pensamos en nuestro futuro, recordamos nuestro pasado…

Más de 13 años paseando juntos da para mucho, hemos hablado de amistad, economía, familia…Creo que pocos temas son los que nos faltan por tratar y entre ellos uno que siempre nos ha preocupado es la educación.

Antes incluso de pensar en ser padres ya nos preocupaba la educación que recibirían nuestros hijos. Durante largos paseos hablábamos sobre lo vacía que nos parecía la educación que habíamos recibido. Contenidos que aprendíamos para un examen y que después de hacer las pruebas terminábamos olvidándonos. Procedimientos que no llegábamos a entender o que no le encontrábamos un uso en la vida real.

Una experiencia que requiere tantísimas horas de nuestra vida y que sin embargo no sacamos  de ella el provecho que podríamos haber logrado.

Siempre he sentido que hay una gran deficiencia en lo que se refiere a educar mujeres y hombres capaces. Salimos a la “vida real” y el golpazo puede ser mayor o menor dependiendo de distintos factores, pero es algo que quizás nos podríamos haber ahorrado con otro tipo de educación. Y me refiero tanto a la educación recibida en el colegio como en casa.

Filosofía Montessori

Siempre he pensado que otro tipo de educación, de pedagogía, de filosofía de vida era posible y con el tiempo aprendí que aquello que yo buscaba ya estaba inventado y además desde hace muchos años. Se trata de la filosofía Montessori.

María Motessori fue la primera mujer médico de Italia, pero por lo que muchos hemos oído hablar de ella es por ser la creadora de una filosofía de vida cuya finalidad es la paz, en el que se incluye un método educativo que respeta al niño en su aprendizaje y que lo acompaña en su desarrollo.

Desde hace un tiempo veo Montessori por todos lados: juguetes, materiales, escuelas privadas, públicas que intentan aplicarla como pueden, blogs, libros…

Hace unos meses llegó a mí el Pack Montessori cápsula de Educar en Calma y era justo lo que necesitaba porque me aclaró muchas ideas. Me enseñó que ya estábamos aplicándolo en gran medida en casa sin saberlo y que ciertas limitaciones que creía fundamentales, en el fondo no han de ser así.

Este pack contiene dos cursos en sí, Montessori para todos, en el que nos adentramos en la filosofía creada por María Montessori y en el que entenderemos el método y cómo aplicarlo, entenderemos cuál es nuestro papel como padres, cómo podremos favorecer su independencia, cómo podemos acompañarlos…

Y el otro curso que compone este pack es Montessori en casa, que nos ayuda a incluir esta filosofía en nuestras casas. Con muchas fotos que nos darán ideas para “montessorizar” nuestro hogar. Pero de una manera completamente realista, con materiales asequibles, que no nos costará encontrar.

Conocía la filosofía y me atraía muchísimo, pero a poco que te pones a mirar terminas creyendo que es una filosofía elitista, algo para unos pocos, con materiales carísimos y que requiere de espacios que la mayoría no tenemos.

Pero con este pack he descubierto que no es así, que existen materiales caros, pues sí, pero que no son necesarios para acercar esta filosofía a nuestro día a día, pues también. Porque María Montessori no quería crear desigualdades, de hecho, en un principio ella trabajó con aquellos niños que habían sido apartados, aquellos niños que habían dado por perdidos, que no eran capaces de aprender y que con su ayuda, no solo terminaron aprendiendo sino que los resultados eran incluso superiores al de los niños “normales”.

Llevar a Brutote a una escuela Montessori sería un sueño, pero no nos lo podemos permitir, tampoco nos podemos permitir comprar todos los materiales carísimos que nos gustaría, pero lo que sí nos vamos a permitir es informarnos y poner todo de nuestra parte para acompañar al peque en su crecimiento, facilitar que se desarrolle en todos los ámbitos de su vida, para que sea un niño independiente, con confianza en sí mismo, que disfrute de sus logros y aprenda de sus errores y sobre todo, que sea feliz.

¿Conocías la filosofía Montessori? ¿Qué te parece este pack de Educar en Calma?

¡Hasta la próxima!

firma

 

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Otro tipo de educación es posible: Montessori para todos