Sustos en el embarazo (II) Golpe con el coche 3


Golpe con el coche embarazo

Orgullosa estaba yo de haber llevado con mayor paz mental este embarazo y por lo tanto no haber visitado las urgencias en todo este tiempo (esto también tengo que agradecérserlo a Maribel de Maral Maternal que es una estupenda persona y matrona y que siempre está dispuesta a escucharme) y en la misma semana tuvimos que ir dos veces al hospital, en esta ocasión porque un coche nos golpeó por detrás (bueno, a nuestro coche con nosotros dentro)

Hace dos sábados, para celebrar que estábamos de puente y después de un día en familia, cogimos el coche para ir a comprar la cena (de esa poco sana que yo pido sin lechuga ni tomate, por miedo a la toxoplasmosis). No se tarda más de 5 minutos en llegar al Burger (sí, a esto me refería) así que dejamos al peque con los abuelos sacando a la perra, le dimos un beso y nos subimos en el coche.

Casi llegando un coche nos dio por detrás, todo el día había estado lloviendo pero en ese momento no llovía nada. Recuerdo el golpe a cámara lenta, tanto mi chico como yo gritamos y el ruido fue bastante fuerte. Mi chico me preguntó varias veces si estaba bien y a mí me costó reaccionar, hasta que le dije que me había asustado mucho.

Él salió del coche y yo me quedé dentro, no podía dejar de temblar y me puse a llorar, llevaba el cinturón con el adaptador para embarazada y había sentido el golpe sobre el cinturón.

Cuando por fin salí del coche, llorando y con la barriga, el chico que nos dio el golpe palideció. Imagínate la situación… era un chico muy joven que iba con su novia y que estaban estrenando el coche (se lo habían dado el día anterior) y justo le había dado el golpe a un coche con una embarazada dentro.

Mientras rellenaban el parte le dije a mi chico que nos íbamos a urgencias, las hamburguesas tendrían que esperar (al final esperaron otra semana, pero llegaron)

Entré en urgencias llorando y temblando (con lo poco que me gusta a mí dar el espectáculo, que incluso cuando me puse de parto esperé la cola de urgencias como todo el mundo, echando líquido amniótico y soportando una contracción tras otra), me ofrecieron una silla de ruedas y me llevaron rápidamente a que me viera un médico.

Más de una hora en monitores, exploración, eco y confirmaron que todo estaba bien (era en lo único que podía pensar, bueno, en eso y en que menos mal que mi niño no iba en el coche) Yo tenía bastante dolor de espalda y estaba mareada, así que una vez que vieron que la peque estaba bien, me mandaron a las urgencias normales para que me miraran la espalda. Y realmente eso hicieron, mirar y poco más, en mi estado prefirieron no hacer radiografía y lo único que me mandaron para el dolor fue paracetamol, así que desde entonces tengo un dolor de espalda importante en el que trato de no pensar demasiado, que ya muchas cosas tengo yo en la cabeza.

Terminamos casi a las 2 de la madrugada, fuimos a por mi peque y por supuesto estaba dormidísimo, el pobre con ropa de calle porque justo ese día se nos olvidó llevar la ropa cómoda para la siesta, nos dio pena despertarlo y allí se quedó, la primera vez que dormía sin mi niño en sus dos años de vida. Entre los nervios, el dolor de espalda y saber que mi peque no estaba en casa dormimos muy poco y sin saberlo, ese misma día había comenzado el tercer susto de este embarazo…pero ese ya te lo contaré otro día…

¿Tuviste algún golpe con el coche estando embarazada?

¡Hasta la próxima!

 

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 Comentarios en “Sustos en el embarazo (II) Golpe con el coche