Embarazo semana a semana. Semana 33


embarazo

Vale, no está siendo un estricto embarazo semana a semana, porque tampoco noto tantos cambios para escribir todas las semanas síntomas distintos y porque con este calor me cuesta llegar. Confirmo, por mi propia experiencia, que los embarazos al fresquito se llevan mejor que con estos calores.

Embarazo. Semana 33

Ya estoy en la semana 33 y los principales síntomas que siento son:

Cuerpo

La barriga no me deja respirar, me da que la peque sigue en podálica y según está colocada no favorece mis funciones vitales, jajaja. Ya estoy caminando a cuatro patas como me dijo la matrona, por cierto, no sé si este ejercicio cansa tantísimo a todo el mundo en todas las situaciones o es por la barriga que tira pero acabo agotada. Hacerlo sobre baldosas tampoco ayuda.

El ombligo sigue en su sitio para la tranquilidad de mi amiga Laura, jajaja, aunque no sé si esto durará mucho.

Me duelen mucho los pies, los tengo hinchados y me da miedo calzarme. Tengo una crema que es estupenda estupendísima para esto, pero soy tan lista que me la dejé en casa cuando me fui de vacaciones en plena ola de calor.

De momento no me veo estrías. En el embarazo de Brutote no me salieron y en este no paro de untarme con crema específica, pero como no tengo experiencia no sé si puede que ya estén ahí y no me de cuenta hasta que dé a luz.

Me dan síncopes vasovagales (me mareo, dejo de escuchar, de ver y me desmayo) según me ha dicho la gine la posición de la peque los favorece y  como soy propensa a ello… pues esto es un festival de mareos, desmayos y sustos para todos.

Me acuesto muy cansada y me levanto igual. Tengo la sensación de que no me sirven de nada las horas de sueño. El otro día mi chico me dejó la pulsera que tiene para medir la calidad del sueño y me salió “sueño muy malo” con 34 minutos de sueño profundo durante toda la noche, así imposible levantarse descansada.

Me puse la vacuna de la tosferina hace unos días y aunque el pinchazo no molesta nada, te deja el brazo medio tonto-dolorido durante unos días. Así que si te la tienes que poner piensa en qué brazo lo haces que seguro que luego te cuesta dormir sobre ese brazo.

Mente

Tengo el síndrome del nido on fire Y por medio ha aparecido una humedad en la futura habitación de la peque, así que imagínate lo regular que lo llevo… sigo esperando que llamen los pintores…voy a respirar que no me viene bien calentarme la cabeza.

Estoy ansiosa, nerviosa, impaciente por verle la carita a mi pequeña, pero por otro lado empiezo a sentir miedos por el parto y no por el dolor, que tampoco me mola nada, sino que me da miedo que algo vaya regular.

Preparativos

Habitación. Seguimos con una humedad en la habitación así que no hemos avanzado nada en su dormitorio.

Cochecito. Hoy me ha dado por sacar el capazo para prepararlo y me he dado cuenta de que está roto, aún no hemos hecho el gabinete de crisis (mi chico y yo buscando soluciones) pero espero que tenga arreglo.

Silla del coche. Queremos una silla a contramarcha (no es discutible) y estamos participando en un concurso para ganarla, si nos quieres ayudar simplemente entra en el siguiente enlace y dale me gusta a la foto en la que aparezco, te lo agradecería infinitamente, pincha aquí para darle “me gusta” y hacernos requetefelices.

Ropita. De momento no hemos comprado nada, pero mi madre ya se ha encargado de lavar los bodies y la ropita más pequeña de Brutote para su hermana y mi suegra también va comprando cositas y haciéndole cosas preciosísimas. La verdad es que sigo diciéndome que compraré las cosas cuando tenga la habitación preparada, pero a este ritmo me la veo en pañal todo el día, pobrecita mía.

Y hasta aquí esta semana de embarazo, ¡cada vez queda menos!

¿Alguien tan desastre como yo en la sala?

¡Hasta la próxima!

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *