Que nadie coja a mi bebé 2


Coja a mi bebé

Queda poco para el parto, unos 15 días aproximadamente y ya he tenido La Conversación con mi chico. Tengo algo clarísimo: nadie puede coger a mi bebé antes de que yo pueda hacerlo.

Espero que todo vaya bien pero ya sabes que últimamente me como la cabeza con el parto y tengo claro que es mejor no tener idealizado el momento parto porque puede que las cosas no salgan como lo habíamos pensado.

Existe la posibilidad de que, por lo que sea, yo no esté “disponible” para mi hija en esos primeros momentos (me perdí la charla informativa porque los astros se alinearon para no poder ir y desconozco el protocolo de mi hospital en cuanto a cesáreas, por ejemplo) y no quiero que nadie coja a mi niña, bueno, nadie tampoco, si yo no estoy, la peque debe estar haciendo el piel con piel con su padre, pero nada de brazos ni besos de otros.

No llevo 9 meses esperándola, ha sido mucho más. Fue más de un año buscándola y pensándola, llevo meses sintiéndola, sufriendo mareos, nauseas, sintiendo sus patadas, su hipo… Llevo meses hablando con ella, cantando canciones para ella y para su hermano, contándole cuentos…No, nadie va a coger a mi hija antes  de que yo pueda hacerlo (excepto su padre).

Sé que es muy esperada y querida, pero ese momento es nuestro, ella conoce mi voz, mi olor, soy su mamá y será mi piel la que la reciba, serán mis besos, mis caricias, mis susurros los que le den la bienvenida al mundo. 

Esta conversación ya la tuve con mi chico antes de que naciese Brutote y al final no fue necesario, no nos separamos ni un segundo, aunque ahora me planteo que quizás fue de brazo en brazo demasiado pronto, pero estaba cansada y realmente no tenía muy claro cómo se hacían las cosas.

Tenía pensado hablar de esto desde hace tiempo y justo hoy me he encontrado una entrada en Bebés y Más sobre este mismo tema, escrito por el genial Armando (me encanta todo lo que escribe este hombre) y me ha sorprendido que todos los comentarios que ha recibido son de mujeres que tuvieron que pasar por eso y que sus suegras y sus cuñadas cogieron a sus hijos antes de que lo hiciesen ellas.

Son cosas por las que todavía no han perdonado a sus parejas y que seguramente arrastren todas sus vidas (aunque supongo que se irá suavizando) Entonces… ¿es la familia política el enemigo? No, yo creo que simplemente hay más confianza con nuestra propia familia y ya nos encargamos nosotras de dejar muy claros nuestros deseos. Así que si no nos apetece tener esta conversación con el resto de los mortales, es muy importante que le dejemos muy claro a nuestro chico lo importante que es para nosotras, para que ellos hagan fuerte y no permitan que esa situación se dé. Si no decimos las cosas, no debemos creer que el resto de personas entienden o conocen nuestra postura ante esta situación. Somos equipo y aquí se debe notar más que nunca.

Ya hablé de ese instinto animal que sentía con el peque y que poco a poco se fue moderando, pues me da que ya se está gestando junto a mi peque, de nuevo, esa mamá loba que es todo instinto y protección hacia mi cría, que se prepare el mundo…

¿Alguien cogió a tu hijo antes de que lo hicieses tú? ¿Lo llevaste regular? ¿Avisaste de tus deseos? ¿Se me está yendo la cabeza?

¡Hasta la próxima!

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Que nadie coja a mi bebé

  • Mami novata

    Tienes toda la razón.
    En mi caso, mi hospital respeta bastante hasta en las cesáreas y no separa. Solo me separé mientras me ponían los puntos de sutura (también fue por cesárea) yen esos 15 minutos creo recordar que fueron, estuvo en la sala de dilatación a solas con mi marido haciendo piel con piel. En cuanto llegué (20 minutos después de nacer), nos dejaron 2 horas solos allí haciendo piel conmigo.
    Tuve también suerte que fuera de madrugada así que al salir de piel con piel a las 2-3 horas de nacer, mis padres y mi suegra vieron 5 minutos a la niña sin tocar , estaba conmigo, y se fueron a descansar a casa. Al día siguiente tampoco la cogieron y respetaron bastante nuestro momento.
    Se debe entender, además, los visitantes llegamos de la calle, muchas veces no caemos en el lavado de manos, y en el momento tan sensible por el que pasamos las madres en el momento de parir.
    Una propuesta: la nena al pecho y así no la toca nadie 😉

  • Paqui. Mami esto está chuli

    Pues yo lo tuve claro. Julia era cesárea si o si y nadie excepto su padre que hizo el piel con piel podía cogerla hasta que yo llegara. Las abuelasbme lo echaron en cara porque la subieron u os 10 minutos antes que a mi y su padre no las dejo cogerla. Pero ese momento era mío ya que no podía haber tenido el otro y me lo respetaron. La verdad es que tampoco la cogieron mucho durante el día del nacimiento ni los demás.