Sesión de Belly painting muy Fraggle Rock ¡Vamos a jugar! 1


Belly painting

Ya sabes lo buscado y deseado que fue para mí este embarazo, hubo un tiempo en el que pensaba que no llegaría y cuando por fin llegó me prometí disfrutarlo al máximo.

Y aunque este segundo embarazo ha sido más complicado de llevar, porque me he encontrado peor, sí que lo he vivido sabiendo que es muy probable que sea el último.

Nunca me había planteado seriamente hacerme una sesión de belly painting, alguna vez había curioseado por la red y me habían quedado claras dos cosas:

1. Si te vas a hacer algo, busca a alguien que sea bueno para que el recuerdo sea realmente algo que quieras recordar. A no ser que sea hecho por alguien con menos arte, pero que el vínculo lo haga especial (que te lo haga tu hijo, tu hermana, tu mejor amiga o amigo…) en el caso de que el resultado sea un poco chapucillas siempre os podréis reír al recordar el momento o ver las fotos.

2. Llegado el momento, no sabría escoger un diseño. No me gustan las cosas demasiado cursis, y aunque cada vez hay diseños más friki molones, la mayoría de lo que se encuentra por la red tira por ahí y nunca se me ocurrió (hasta que no estuve en faena) escoger uno que no hubiese visto ya sobre una barriga.

Cosas del destino y de la buena gente, hace unos meses Ruth2m ganó un sorteo que estaba haciendo Bebés y recién nacidos en colaboración con la artista Esther Sagbal. El premio era una sesión de Belly painting en Madrid y Ruth me la regaló. Esperamos a que mi tripita estuviese ya algo avanzada para que el resultado fuese más vistoso y me enamoré de la experiencia.

No te imaginas lo que me costó decidirme por un diseño, creo que por eso jamás podré llevar tatuajes. Me costó pero ahí estaba Esther, hablé con ella, le conté cómo era yo, cuáles eran mis gustos… y ella hizo la magia, me envió sus propuestas y ahí estaba mi diseño. Sin duda esa era la barriga para mi niña.

Me enamoré de la experiencia por el resultado (solo tenéis que ver las fotos) por el trato de Esther (todo fueron facilidades y ella es un amor). En cuanto llegó a casa se ganó al peque y a la perra (con eso ya me tenía en el bote) pero ver el talento que tiene esta chica es alucinante, nada de plantillas, lo que veis salió de sus manos, una simple foto en el móvil y a crear un recuerdo maravilloso.

Gracias a todas las que habéis hecho esto posible, a Ruth, a Bebés y recién nacidos, a Esther y a la fotógrafa (mi cuñada) por hacer magia con la poquita luz que entra en esta casa. Por supuesto, si estás en Madrid, no puedo dejar de recomendarte que si quieres hacerte una sesión tan chula como esta hables con Esther, estoy convencida de que no te arrepentirás.

¿Qué te parece el resultado? ¿Has hecho una sesión de pintura de barriga?

¡Hasta la próxima!

 

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Sesión de Belly painting muy Fraggle Rock ¡Vamos a jugar!

  • ruth2m

    que ilusión que te gustara la sesión, poder haber contribuido a ello, yo nunca me hice y parece una experiencia genialiiiiiisima ^____^

    felicidades a la artista MENCAAAANTA como quedó la ilustración y las fotos son PRECIOOOOSAS tambien…una gran celebración!! aunque mayor será la que llega pronto