Samanta y la maternidad 3


Samanta y la maternidad

Ya te decía que no me pierdo un programa sobre maternidad y si hace unos días te hablaba de Instamoms, hoy daré mi opinión sobre Samanta y la maternidad.

Seguramente recuerdas que hace unos meses esta periodistas hizo unas declaraciones sobre la maternidad que no dejaron indiferente a nadie: “tener hijos te destruye la vida” ( o algo así, no recuerdo cuáles fueron las palabras exactas, pero sí recuerdo que empleó el verbo destruir)

A raíz de la polémica ha surgido este programa en el que hemos podido ver diferentes formas de vivir la maternidad.

Hemos podido ver unas pinceladas de la vida de Samanta como madre: sus noches sin dormir, los paseos a la guardería, las tardes en el parque…incluso hemos visto una comida con Torito y Soraya para hablar sobre sus experiencias, ella fue muy criticada por irse a cenar con su chico a los seis días de nacer su pequeña (yo fui una de las que no lo entendí porque yo no lo haría) pero los protagonistas reales del programa han sido tres parejas que han tenido la generosidad de abrirnos una ventanita a sus vidas.

Una pareja homosexual, uno de ellos transexual embarazado de 38 semanas tras 13 años sin tener la regla y que siente los miedos que puede tener cualquier mujer embarazada pero a los que, además, se le suman los miedos por ser juzgado. Y es que hay que reconocer que ver a un hombre embarazado de primeras choca, pero me parece terrible que teman hasta el trato médico que puedan recibir al acudir a consulta.

Unos padres de mellizos que si pudiesen volver a tomar la decisión no los volverían a tener. Por supuesto que quieren a sus hijos, pero a ellos todos los cambios que han llegado con la paternidad no les compensan. Según ella “la maternidad se muestra muchas veces como una vida muy Instagram, pero no dormir no es nada Instagram” (se nota que no me sigue y que no ha visto mis ojeras mostradas con orgullo en mi cuenta) Ojeras de oso panda profundo

Hay tantas cosas que han dicho con las que no estoy de acuerdo que me da pereza hasta empezar, pero me parece terrible ver la maternidad como “un día más y un día menos”, “come, crece y ve a la universidad”, “la relación se resiente y quien diga que no, miente”, “me encantan los lunes” (porque eso supone no estar con los niños después de un fin de semana agotador e intenso). Y que conste que me parece perfecto que una persona se sienta realizada más por su trabajo que por su faceta como madre o padre, pero he tenido la sensación de que ellos viven la maternidad/paternidad como una condena y eso me parece tan injusto para sus hijos que no puedo evitar sentir lástima.

No todo iban a ser desencuentros y hay una cosa en la que coincido con ellos y es que no haré a mis hijos responsables de mi felicidad porque creo que nadie se merece una responsabilidad tan grande.

Y finalmente hemos podido conocer a una pareja en la recta final de su embarazo de trillizos (sin tratamiento de por medio, así que supongo que sería un sorpresón) y todo lo que ello conlleva, preparativos para tres, cambio de coche, de casa… Ellos han dado una visión más optimista de la maternidad, además de una maternidad real (dormir poco, desayunar pasado el medio día, hora y media para salir de casa…pero todo se hace por ellos y no importa)

Con Soraya y Torito ha mantenido una charla distendida, hablando de los cambios que han sufrido, de las cosas que echan de menos, de aquello que siguen haciendo y de lo que les gustaría hacer (dormir, como a todos)

Durante el programa hemos podido ver a Samanta hablar de su experiencia como madre y quizás ha dejado ver a esa mamá que muchos no vieron detrás de esas declaraciones, sin duda Samanta no es una mala madre (ni yo ni nadie jueces para juzgarla), se ve como disfruta con sus hijos, como le hacen feliz, como la agotan y como le cuesta alejarse de ellos por el trabajo. No, no es una mala madre, pero sí es humana y quizás se equivocó al escoger las palabras.

¿Has visto el programa? ¿Qué te ha parecido?

¡Hasta la próxima!

 

 

 

 

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “Samanta y la maternidad

  • Olga Cuéntamelo Bajito

    Lo vi a trozos, se me hizo un poco intenso y me hizo recordar las noches que lloré por el sueño que pasaba (y el baile de hormonas).
    Lo que más me gustó, la pareja en la que el hombre se quedaba embarazado.
    Por lo demás, no presté mucha atención, la verdad.
    Tal vez era demasiado tarde para que mi cerebro de madre estuviese alerta.
    ¿Sabes cual creo que es el problema de todo esto?
    Que nos venden la maternidad como algo que no duele, que no cansa.
    Y en muchos casos es agotador, pero no estamos preparados para ello.
    Por lo demás, no lo cambio por nada. Mi hijo es lo mejor que me ha pasado nunca.
    Un beso

  • Vanesa Pérez Padilla

    Pues no lo he visto y no me apetece, la verdad. Cada maternidad es única, y como adultos que somos el que piense que tener hijos es un camino de rosas con olor a jazmines, pulcritud everywhere, durmiendo 14 horas es que o es muy ingénuo, o es tonto. Lo siento, pero es así. Respeto que haya madres sin instinto. Es más aplaudo que no los tenn si no les apetece. No hay nada peor que traer al mundo a un ser por convencionalismos, porque toca, por presión. Es su vida, y la viven plenamente como eligen. Pero esa versión de hacer ver la maternidad como lo peor que te puede pasar me parece incomprensible. Es una visión sesgada. Los primeros años son muy duros, para todos, y no se pueden verter aformaciones así en caliente, porque es en caliente. No te va a responder lo mismo una madre recién parida, una de un niño de dos años, una de mellizos o una con niños mayorcitos. Nada que ver. En fin,que me da perezón, y que no creo que sea nada objetivo ni neutral, qué quieres…