Mis primeras palabras para padres primerizos: Muselina


Esto de la paternidad conlleva muchas cosas y una de ellas es el nuevo léxico al que nos enfrentamos como padres novatos: meconio, cólicos, pasta al agua, atopía, muselina, bandana, grupo cero, pañalera, saco, polainas…

No sé si era yo que estaba más perdida que Wally en el campo del Atleti o es la realidad de toda una generación, pero a mí todo esto me sonaba a chino, así que he pensado que ha llegado el momento de compartir la sabiduría que he sido capaz de acumular durante estos tres  primeros años.

No te preocupes que serán varias entradas para no agobiarte con tanta información, pero hoy empiezo con un peso pesado de la nave del misterio: las muselinas.

No conozco a ningún “no padre” (esto es como los no muertos) que sepan lo que es una muselina, puede que incluso haya algún padre (o madre) que sigan sin saberlo. Pues una muselina básicamente es una tela de mayor o menor tamaño, fina y transpirable que sirve para casi todo, nosotros tenemos de varias marcas: de Babymoov, de aden + anais e incluso de Ikea, la última adquisición que tenemos es la que os enseño en las fotos, blanca con el mensaje “Mi mamá hace magia con un beso”, es de Mimuselina, de algodón 100% y con un tacto muy delicado que va suavizándose aún más con los lavados.

Una muselina sirve para casi todo

1. Para envolverlos como si fuesen unas gambas a la gabardina (la cabeza sin tapar, eso sí). Así se sentirán recogiditos como cuando estaban en el útero. Los bebés tienen un reflejo llamado reflejo de Moro, un sobresalto que hace que estiren los brazos y que les despierta en numerosas ocasiones al oír un ruido, por ejemplo. Este reflejo es completamente normal y saludable, al sentirse más recogiditos conseguiremos que haya menos despertares y que sean capaces de conciliar el sueño durante más tiempo.

2. Para limpiar las babas del bebé o la leche, si tu bebé tiene la piel muy delicada (que suele ser lo común) tienes que asegurarte de utilizar materiales muy delicados para limpiarlo. Para nosotros ha sido un descubrimiento los recogebabitas hechos de muselina, perfectos para colocar en el hombro en el momento de expulsar los aires.

Recogebabitas de muselina y chupetero de tela de algodón, con una pinza que engancha fenomenal. Las dos cosas son de Mimuselina

3. Para taparte cuando das el pecho si lo necesitas, yo no tengo ningún problema con dar el pecho en cualquier sitio, pero personalmente prefiero no ir enseñando todo el pecho, así que intento cubrirme un poco y las muselinas vienen fenomenal para esto.

4. Para portear en verano y no me refiero a utilizar la muselina para portear sino utilizarla entre el peque y el padre o madre para que no suden en exceso.

5. Para enganchar el chupete y que no se pierda. Además, hay muchos bebés que se relajan y duermen teniendo un trapito cerca de la cara, pero reconozco que a mí me da reparo y prefiero que no tengan nada cerca de la cara. Nosotros utilizamos chupeteros para enganchar chupetes y mordedores, incluso los utilizamos para enganchar la pelota Oball y no tener que recogerla un millón de veces, pero perfectamente podríamos utilizar un extremos de la muselina para enganchar la pelota también.

6. Como cambiador, ya sea para ponerlo sobre un cambiador ajeno o para cambiarlo sobre otras superficies (como en el asiento del coche)

7. Para utilizarlo como toalla en la piscina, tanto para que se tumben como para secarlos.

8. Para colocarla como mantita en el suelo para que jueguen cuando vamos al parque.

Tigrilla jugando con su Oball y su elefante de Done by Deer sobre una muselina

9. Para mojarlas y utilizarlas como paños cuando tienen fiebre. Las muselinas absorben un montón y escurren muy bien así que vienen fenomenal.

10. Cuando los bebés son recién nacidos están acostumbrados a estar bien recogiditos y al salir al exterior todo les parece grande, así que si hacemos unos rollitos con las muselinas para colocarlos a su lado se sentirán más a gusto.

11. Para taparlo en el carrito cuando salimos en verano, ya sea en las noches un poco más frescas o cuando vamos a un centro comercial para protegerlos del aire acondicionado.

12. Sé que hay padres que las utilizan para cubrir el capazo en los paseos durante el verano, ten en cuenta dos cosas, estas prendas  creo que no tienen filtro solar (no me atrevo a afirmarlo al 100% porque en cuestiones de este tipo hay avances constantemente) y siempre deberías dejar algún hueco para que corra el aire.

13. Como complemento para los papás, como fular, pareo… y es que hay algunas muselinas que por su diseño podemos aprovecharlas también nosotros.

14. Como complemento para las sesiones fotográficas y es que las muselinas de Mimuselina vienen todas con unos mensajes preciosos que quedan genial en las fotos. Para estas capturas de recuerdos también tenemos las tarjetas de Milestone y las Babymomments (que son tarjetas para recordar los hitos de nuestros bebés) y aunque estas últimas son menos gruesas, me gustan más porque tienen dos caras, una en castellano y otra en inglés y las ilustraciones son puro amor.

[💃OLEEEEE 💃] Estoy que no me lo creo, después de más de 6 meses con unos 5 despertares nocturnos este fin de semana ha sucedido el milagro y prometo que la solución ha sido algo muy terrenal, en unos días os cuento el secreto en el blog. * * Tenía las tarjetas de milestone pero me han llegado estas de @mimuselina para recordar esas primeras veces y me han enamorado, ahora tendré que hacer dos fotos de cada hito 😍 * * Yo ya con este cambio me siento afortunada, pero si me votais en los premios Madresfera ya sería genial, os he dejado enlace directo en la bio, ¡venga que se acaba el plazo! Gracias soletes 😘 * * #Tigrilla #bimadre #babygirl #seismeses #miniña #mombie #mamafeliz #MamaK #mamáK #sueño #bebé #maternity #maternidad #conmiradademadre #sonrisa

A post shared by Keka Mamá K (@mamaseescribeconk) on

Parece mentira que no supiese lo que era una muselina hasta que fui madre, es algo muy sencillo pero de lo más útil, así que si estás preparando la llegada de un bebé ya sabes que no deberías olvidar en tu lista de deseos.

¿Conocías las muselinas? ¿Qué usos le das?

¡Hasta la próxima!

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *