monitores


El parto de Brutote: segunda parte 1

Después de un desayuno algo complicado, rompí aguas en mi habitación y rápidamente fui al baño para ver el color de las aguas, eran claras, así que no había demasiada prisa, avisé a Papá Friki y mientras él llevaba las cosas al coche yo me metí en la ducha y me vestí. Llegamos al hospital a las once menos cuarto y tuve que esperar un buen rato a ser atendida en el mostrador de urgencias, nada que ver con la idea peliculera que yo tenía de que en cuanto veían a una parturienta te traían la silla de ruedas e iban […]