Ahora que soy mamá – La siesta 6


2085738475_704ae427e6_o_d

Está claro que cuando tienes un hijo te cambia radicalmente la vida, no te estoy descubriendo nada, ¿verdad?, por muy tranquila que fuese antes tu vida, CAMBIA, esto es así, tu vida no volverá a ser igual.

Aunque yo era de las ingenuas que pensaba y decía (bocazas) “qué va, si nosotros tenemos una vida muy tranquila, no trasnochamos, no somos de ir a fiestas…” jajaja, (espera, que me troncho), como si la vida fuese solo eso, se acabaron las sobremesas eternas, se acabó comer la comida recién hecha (creo que he llegado a recalentar en el microondas una misma comida hasta 5 veces), se acabaron los maratones de series y !ay! se acabaron las siestas, mis queridas siestas…

Ahora que soy mamá no sé lo que es una siesta, si había algo que no perdonaba antes eran mis siestas en el sofá los fines de semana, con la peli de dormir de fondo (esa de Antena 3 en la que da igual que te duermas porque al despertarte puedes retomarla perfectamente y aquí no ha pasado nada y que generalmente tienen nombres del tipo “Atrapada por su pasado” o “Desengaño mortal”…) para mi son una nana en toda regla, seguro que utilizan las mismas técnicas del libro ese “mágico” que deja dormidos a nuestros churumbeles entre bostezo y bostezo.

Daba igual que no comiese en casa, siempre me organizaba para estar en el sofá a las 4, me ponía ropa cómoda, (reconozco que incluso a veces el pijama, como dice mi padre “siesta de pijama y orinal”), mantita de las gorditas, incluso a veces la bolsa de agua caliente, ahuecaba los cojines y me disponía a pasar dos o incluso tres horas sin hacer NADA, ponía la televisión, volumen adecuado y comenzaba la magia: la pantalla en negro con el título original de la película y una voz en off que decía lo que le salía, pero que ya solo con ese tono que emplea te pone en situación, porque una sabe algo (poquito) de idiomas y definitivamente esa peli no se llamaba “Durmiendo con su enemigo”

¿Te acuerdas de esa sensación? No hacer nada, nada, nada… Dejarse llevar por esos guiones lentos y previsibles, tus párpados que comienzan a pesar...y zas! Siestaca de campeonato 🙌

Que la maternidad es maravillosa, que mi Brutote es lo más bonito del mundo mundial y que soy muy feliz, pero ¡ay lo que echo de menos mis siestas!

Sé que esto no es un divorcio, sino un cese temporal de la convivencia, como en la realeza, oye! y sé que volveremos a encontrarnos y que incluso la valoraré más que antes.

Sí ves a mi siesta, dale recuerdos de mi parte, dile que  no me olvido de ella, que la echo de menos, que siempre la llevo en mis pensamientos y que sé que en un futuro volveremos a encontrarnos.

¿Qué tal va la relación con tu siesta? ¿Te has reencontrado con ella?

firma

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 ideas sobre “Ahora que soy mamá – La siesta

  • Una mamá muy feliz

    Pues no es por hundirte en la miseria, pero yo llevo 3 años y 8 meses de cese temporal. Ainssss si es que me has descrito a mí mismaaaaaaaaa, ahora a veces lo intento cuando él también se duerme, pero precisamente cuando empiezo a trasponerme y caer la babilla por la comisura de la boca, el niño se despierta y ala…dolor de cabeza para toda la tarde del sustaco.

    En fín espero que sea una etapa más.

    Besosssssss

    • MamaK Autor

      3 años y 8 meses!! Creo que voy a llorar…😵
      Yo también hago mis intentos, pero sin el ritual no es lo mismo😭 si hago algo, lo hago bien porque me pasa lo mismo que a ti, en cuanto empiezo a entrar en trance… Catapún! Mi peque me reclama, así que ya ni lo intento.
      Yo sigo teniendo fe en que Marichalar y la infanta se arreglen y en que algún día podré echarme una de esas SIESTAS…¿ilusa? Ya lo creo 😂
      Gracias por pasarte guapa!

  • Liela

    En mi caso, como no me gusta dormir siesta -me sientan fatal, pero fatal- no es algo que eche de menos. Peeeeero, esos ratitos de poner basura en la tele y amodorrame en el sofá sin hacer nada de nada, sí que lo echo de menos. O ver alguna peli (hablo de la tele, porque el cine es una utopía ahora mismo en mi vida).
    Ahora, cuando el niño duerme su siesta, me quedo enganchada al ordenador haciendo cosas, trasteando por internet… En fin, que eso de “no hacer nada y dejar la mente en blanco” no recuerdo qué es lo que es.
    En fin, todo llegará.

    Un abrazo!

    • MamaK Autor

      Cine? Pero eso sigue existiendo?… ay esos ratitos de no hacer nada de nada, dónde estarán? Se habrán juntado todos los de las mamás y nos echan tanto de menos, como nosotras a ellos…jajaja
      Y lo bien que lo pasamos con nuestros pequeños, jajaja, yo ya no sé lo que es aburrirse… Aburrirse es un lujo!
      Un abrazo guapa! Gracias por comentar!