¿Cómo superar la crisis de fruta? 11


Crisis de fruta

Hace unos meses te contaba que mi pequeño después de haberle introducido la fruta y haberla comida perfectamente, tanto en trozos como en puré (mucho más de esta forma) había dejado de tomar fruta de un día para otro. Llevaba tiempo queriendo escribir este post, pero me ha costado encontrar el momento; la crisis lleva solucionada meses y hoy te cuento cómo lo hicimos.

No quería ni abrir la boca y si la abría y comía una cucharada tenía hasta arcadas, lo primero que hice fue probarla, por si tenía un sabor extraño, pero para nada, estaba como siempre.

Probé de todo para solucionar la crisis de fruta

Darle solo una fruta

Ir combinando fruta diferente cada vez, por si encontraba la mezcla perfecta.

Los potitos comprados (estos los toleraba un poco mejor, pero no se tomaba más de medio bote)

Le hice papilla con leche, con cereales, con galleta…

Y nada funcionó.

Aprovechando una visita a la pediatra, se lo comenté y me dio un consejo que terminó funcionando.

Consejo de la pediatra

No ofrecer en un buen tiempo, nada de fruta durante 15, 20 días, o los que fuesen necesarios. (Iriamos viéndonos para ver cómo iban las cosas)

Después de ese periodo de tiempo, ir ofreciéndosela poco a poco, sin presión y si seguía con la misma actitud volver a darle unos días.

¿Qué ofrecerle durante la crisis de fruta?

La pediatra me recomendó los yogures y como yo había escuchado que los mejores yogures que les podemos dar son los naturales, los normales de toda la vida, esos fueron los que le ofrecí. Y a Brutote le faltó ponerme una queja formal por la guarrería que le estaba dando, ¡qué cara! no le gustó nada (que conste que era la primera vez que probaba el yogur)

No es Butote, pero la cara fue muy parecida…

Así que me presenté una vez más en la consulta de mi pediatra y le dije que la estrategia del yogur no estaba funcionando. Cuando le dije que lo había intentado con el yogur natural, me echó una sonrisa de estas que transmiten un “ay, pobrecilla, qué novata es…” Y me dijo que probase con yogures normales de sabores, que los naturales están muy malos.

Yendo en contra de todo lo que me había informado, le ofrecí un yogur de fresa y entonces ocurrió la magia…bueno, la verdad es que no, lo escupió igual que el natural.

Entonces empezaron unos días de experimentos con el yogur, ¿será el sabor? ¿lo remuevo o no? ¿la marca? terminé dándome  cuenta de que el mayor problema era la temperatura y lo solucioné sacándolo de la nevera bastante tiempo antes de dárselo (menos mal que no estábamos en verano)

Poco a poco fue tomándose su yogur, pero yo seguía en modo agonías, había sustituido una papilla con una manzana entera, una pera, naranja… por un triste yogur, así que volví a consultárselo a la pediatra, por si era poco lo que le estaba dando y me dijo que un yogur para merendar con 8, 9 meses estaba bien. Aun así, reconozco, que algún día también le di una galleta… no tengo solución.

Después de 15 días merendando yogures de fruta, con mucho miedo, le ofrecí una papilla de manzana porque prefería empezar desde el principio, ofreciéndo la fruta de una en una y además la manzana siempre fue lo que más le gustó y entonces si que surgió la magia, abrió la boca una vez y otra y otra, hasta comerse la papilla de manzana enterita en tiempo récord ¡¡Bieeeen!!

Desde entonces le he ido añadiendo más frutas y no hemos tenido problemas. Toco madera, porque sé que esto puede volver a pasar en cualquier momento (pfff)

Le encantan las mandarinas, se las come enteras, pero el resto de fruta se la come mejor en puré porque en trozos se termina aburriendo y come muy poco (modo mamá agonías on) , aún así, después de comer se la ofrezco en trocitos como postre.

Este es el modo en el que nosotros hemos superado la crisis de fruta, espero que a alguien le pueda ayudar también, pero por supuesto, siempre que haya algo que te preocupa, mejor consultar con el pediatra, ellos son los profesionales.

¿Habéis sufrido una crisis de fruta?¿Cómo la superasteis?

¡Hasta la próxima!

firma


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

11 ideas sobre “¿Cómo superar la crisis de fruta?

  • Mamá Puñetera

    Nosotros aun seguimos con la crisis de la fruta, nos dura desde los 6 meses!!! jajajajaja…. No le gusta y punto. Si se la doy en puré todavía, pero no le entusiasma y a bocados la única que tolera es el plátano y tampoco la emociona demasiado. No quiere ni probar, nada de nada… en fin, supongo que algún día daremos con la fruta que mejor le acople.
    Me alegro de que lo solucionarais con Brutote!

    • MamaK Autor

      Gracias guapa! La verdad es que yo doy fatal ejemplo, porque como poquísima, no me gusta nada…Hay días que tiene el día un poco tonto y se la come regular, pero no hemos vuelto a ese punto. Cruzo los dedos, un abrazo!

  • Liela

    Claro que hemos tenido esa crisis frutera. Pero la cuestión es que, a lo mejor, a mi pichón la fruta le gusta tanto como a mí, es decir, poco o nada XD
    Lo intenté todo, igual que tú. Hasta calentaba la fruta, no te digo ná y te lo digo tó.
    Para mi sorpresa, lleva una temporada en que sí está comiendo fruta. Lo sorprendente es que la quiere a bocados, en plan bestia. Nada de cortarla a trozos, no. Él quiere dar bocados de T-rex jajaja. Eso sí, tiene que ser fruta tipo fresas, kiwis, nísperos… no le des una pera, una manzana, o algo más normalito, que te dice que para ti.
    Deseando estoy de que los precios de las frutas de verano empiecen a bajar para empezar con los melones y las sandías 😉
    ¿Se heredarán los gustos?

    Un abrazo!

    • MamaK Autor

      A mí tampoco me gusta nada la fruta, así que fatl ejemplo que le doy. El otro día, probó la sandía a bocados y le encantó ¡bien!
      Yo también calenté la fruta, jajaja. Un abrazo!

  • Sara

    Je,je,je, me parto con la frase del doctor de principiante. Me alegro que superaseis esta fase.
    Al peque no le van los yogures de frutas, toma sólo natural y sin azucar. Nosotros no hemos tenido crisis de fruta, pero si con algunas verduras, tiene temporadas que le encantan las judías verdes y otras que ni en pintura, por ejemplo. Aprendimos que en estas fases dejamos de insistir y ofrecemos otras cosas y a las semanas volvemos a ello y como si no pasase nada.
    Un besazo

    • MamaK Autor

      La clave es dejar de ofrecer unos días, pero es que cuesta entender qué habrá pasado para que les deje de gustar de un día para otro… ay, paciencia, como con todo… Un abrazo!