Dodot pants, comienza el combate


Nunca me imaginé que, con esto de la maternidad, me terminaría volviendo una experta probadora de pañales. No es que los utilice yo, ya lo sabes, pero hemos utilizado pañales con el mayor hasta los 3 años (ya te conté lo complicada que había resultado la “operación pañal”) y ahora es Tigrilla la que hace uso de ellos en exclusiva.

Criterios para escoger un pañal y no otro

Con los pañales pasa como con muchas otras cosas para los peques, siempre intentamos buscar uno que nos cuadre a la perfección y para ello tenemos en cuenta distintos aspectos y debemos probar muchos de ellos.

Los criterios que seguimos para escoger un pañal y no otro son los siguientes:

  1. Que le vengan bien a los peques, esta es la condición principal. Si no cumple esto son descartados directamente. Miramos que no se les irrite el culete, por supuesto, que no les den alergia, que no se pongan muy colgones en cuanto tengan un pis, que tengan un tacto agradable, el material con el que están hechos, que no se les quede húmedo el culete…
  2. Que no tengan escapes constantemente. Un escape o dos pueden ser normales, pensando en el factor humano y en lo que se mueve esta Tigrilla es casi normal que al final no lo coloquemos bien y en algún momento haya una fuga. Pero eso, uno o dos ocasionalmente (en una de esas semanas horribilis, ya sabes). Más de eso… el problema ya no es humano, que ya llevamos muchos pañales a nuestras espaldas para cargar con esa culpa.
  3. Que aguanten toda la noche de pises, de lo otro no hablamos porque si se hace caca nos terminamos despertando todos y ya se cambia el pañal. Pero un pañal que nos obligue a cambiar a la peque de arriba a abajo todas las mañanas… ¡A la hoguera!
  4. El precio y es que esto es algo que tenga muy interiorizado y si encuentro algo bueno, bonito y barato parece que disfruto el triunfo el triple ¿no os pasa? También es verdad que para triunfar en este aspecto hay que besar muchos sapos, pero… ¿y si termino encontrando el príncipe ideal?, soy una romántica…

Probamos Dodot Pants

En esta ocasión hemos probado Dodot Pants, que son pañales que se ponen igual que una braguitas pensados para los bebés a partir de 6 meses.

Porque a partir de los seis meses empiezan a sentir curiosidad y esa curiosidad se termina convirtiendo un auténtico combate según van ganando movilidad y fuerza. Que me lo digan a mí, que sigo utilizando el cambiador para cambiarle el pañal a la peque y aunque comienza estando tumbada, termino poniéndola el pañal de pie, o boca abajo o con una pierna al aire y otra sobre mi cara… no han ido desencaminados los de Dodot empleando el término combate, no.

Lo que más nos ha gustado de Dodot Pants

Ajustan genial de manera delicada, tienen la cintura elástica y eso hace que se ajuste perfectamente a su piel acompañando cada uno de sus movimientos (que son muchos y muy variados)

Quitando que es la peque la que se encarga de que ponerle el pañal no sea fácil, si que es verdad que con el sistema de braguitas se facilita mucho la labor. Yo le meto los pies y se lo subo en la postura imposible que la peque decide adoptar.

Nada de escapes, nos queda un pañal del paquete que nos envió Dodot por formar parte del Sello de Calidad de Madresfera y no ha habido ni un solo escape.

Son fáciles de quitar, porque aunque se suben como unas braguitas, para quitarlos se rasgan los laterales y se quitan como un pañal normal. Lo que me gusta un poco menos es la forma de desecharlos, traen una cinta adhesiva para enrollarlos y en esto yo soy más tradicional y me gusta hacer mis paquetitos con los cierres de los pañales convencionales.

Ni olores, ni colgones. Estos pañales tienen el sistema de canales de aire que ya conocíamos y facilita la transpiración y la sequedad. Aunque sin duda estos me gustan más que los anteriores que probamos, porque con los otros sentía una sensación de humedad en el exterior del pañal que no me gustaba nada.

No me atrevería a decir que la peque ha perdido el combate en esto de cambiar el pañal, pero al menos ahora me siento con más herramientas para ser una digna contrincante y es que esta Tigrilla mía ha venido para conquistarnos a todos 😉

¿Cómo llevas los combates para cambiar los pañales? ¿Has probado los Dodot Pants?

¡Hasta la próxima!

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.