Diez meses probando Wob Nidus (el cochecito de Tigrilla)


nidus

Diez meses hace que Tigrilla dejó el capazo y que pasó a su silla Wob Nidus. He tardado en escribir este post todo este tiempo porque quería reunir todas las experiencias posibles para poder compartirlo contigo con conocimiento de causa.

Hemos probado la silla en invierno, en verano, con lluvia, calor, frío… Lo hemos rodado en diferentes terrenos, lo hemos subido y bajado del coche mil veces, la peque ha paseado más tumbada, luego más incorporada, ha dormido siestas en él, lo hemos utilizado con el patinete de Brutote… Así que ya me siento preparada para contártelo todo, todito, todo.

WOB Nidus

Empezamos a utilizar la silla Wob Nidus incluso antes de que saliese a la venta. Nuestros amigos de TodoNenes querían conocer nuestra opinión y experiencia al utilizar este nuevo carro con la peque y nos lanzamos a la aventura, ellos nos lo pintaron fenomenal y la verdad es que no se equivocaron.

Primero decirte que este cochecito, además de silla, incluye capazo, pero cuando estuvo preparado el carro la peque ya era mayor para probarlo, así que nos quedamos con las ganas.

Ligero, ligerísimo

Pesa 8kg y es comodísimo de llevar, incluso con un solo dedo (sí, lo he probado), se pliega girando y apretando una pieza del manillar y empujando hacia abajo. Lo puedes plegar con la silla puesta o sin ella; en nuestro coche no nos entra sin quitar la hamaca (se quita de manera muy sencilla) pero en el coche de mi padre no hace falta quitarla y meter la silla al coche supone tan solo unos segundos, vamos, una pasada de cómodo.

WOB nidus

 

Cómodo para los peques y para los padres

El Wob Nidus es ligero pero no solo eso, también ocupa poquísimo sin restar espacio y comodidad a los peques y además, posee un sistema de amortiguación que le diferencia del resto del mercado. Y es que para diseñarlo se han basado en las necesidades que tienen en Japón los padres.

Inspirado en los diseños japoneses

Yo nunca he estado en Japón, (ya me gustaría) pero leyendo un poco y viendo mucho Madrileños por el Mundo, he visto que la población se concentra en lugares no demasiado grandes porque están rodeados de volcanes, de hecho, solo el 30% de su territorio es habitable, por lo que un carrito ligero y que ocupe poco espacio les facilita mucho la vida al moverse entre la numerosa población, subir y bajar a transportes públicos, ascensores…

Y claro, al estar rodeados de volcanes, la actividad sísmica es común, por lo que tienen especial atención en la amortiguación de sus carritos.

Para mí, que tengo la espalda fatal, ha sido superimportante poder meter y sacar la silla del maletero sin que esta sufra y es que se nota la diferencia entre una silla pesada y esta tan ligera.

Sin vibraciones

En el Wob Nidus la comodidad y seguridad de nuestros hijos está completamente asegurada, Tres posiciones de altura de la hamaca/capazo:

Posición 1 (de 0 a 6 meses) la más baja y pensada para los más peques, cuanto más bajo esté situado el capazo, menores vibraciones recibirá en terrenos irregulares. Además el colchón de 2 partes está diseñado para absorber con la primera capa el 90% de las vibraciones y con la otra las residuales.

Posición 2 (hasta los 10 kilos) en este momento como el bebé todavía no tiene un gran peso, las ruedas amortiguan levemente  las vibraciones  y el resto se absorben gracias a la flexibilidad del chasis y la colchoneta de la hamaca.

Posición 3 (a partir de los 10kg) la amortiguación de las ruedas es la responsable de absorber la mayoría de las vibraciones. La hamaca ya se puede colocar en la tercera posición.

Ocupa poquísimo sin restar espacio, comodidad y seguridad

La estructura en sí es ligera y muy reducida, por lo que los peques no pierden espacio en su habitáculo, pero sí que el carro tiene un volumen muy reducido.

La peque se echa buenas siestas en él a diario, por lo que para nosotros la comodidad está más que demostrada.

Tiene una capota enorme que consigue protegerla de los rayos solares, con tres posiciones y con tejido solar, además de contar con una posición de capota ventilada para los meses más caluroso (o en nuestro caso para todo el año, porque a la peque le gusta mirarme desde ahí)

Cosas que mejoraría

La ventaja de escribir un post después de muchos meses de uso es que tienes tiempo de apreciar todas sus ventajas pero también de encontrar esas cosas que mejoraría.

Nosotros nos hemos encontrado con el problema de que el saco que heredamos de su hermano no se puede colocar completamente porque no se puede colocar por encima de la espalda al estar la capota unida a la hamaca por una cremallera. Por lo que es una cosa a tener en cuenta si vas a comprar un saco.

La situación del freno no me convence, está colocado sobre una barra bastante estrecha y después de activarlo y desactivarlo millones de veces, cada vez cuesta más quitarlo, y claro, como te pongas en plan bruto (que no deberías) puedes terminar fastidiando esta barra.

Nuestro veredicto

Sin duda es un carro excelente, pero no perfecto (todavía no he encontrado uno que lo sea). Es cómodo y seguro para los peques y para los padres, muy fácil de llevar y de plegar, ocupa muy poco espacio y es tremendamente ligero, por lo que no puedo dejar de recomendarlo si es esto lo que estás buscando en un carro.

Os dejo la opinión de  dos compis que también lo han probado, por si quieres conocer más opiniones : La Nave del Bebé y de El laboratorio de mamá

¿Qué buscas en un carrito de bebé?

¡Hasta la próxima!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.